Sube bolsa de NY tras reporte sobre inflación en EEUU

EEUU-BOLSA (AP)
EEUU-BOLSA (AP)

Las acciones se enfilaban a su mejor día en años el jueves debido al entusiasmo que se vive en Wall Street y los mercados financieros de todo el mundo luego que un informe mostró que la inflación en Estados Unidos registró el mes pasado una desaceleración incluso mayor a la esperada.

El S&P 500 subió un 3,3% en las primeras operaciones del día, al tiempo que los datos causaron un impulso inmediato de los precios en los mercados para todo, desde metales hasta acciones europeas. Incluso el bitcoin recuperó parte de su fuerte caída de días anteriores causada por la más reciente crisis de confianza de la industria de las criptomonedas.

El promedio industrial Dow Jones subió 713 puntos, o un 2,2 %, a 33,227 unidades, a las 9:43 de la mañana hora del este de Estados Unidos, mientras que el índice compuesto Nasdaq se disparó un 4,4 %.

La acción más drástica puede estar ocurriendo en el mercado de bonos, donde los rendimientos del Tesoro se hundieron bruscamente cuando los inversores redujeron las apuestas sobre qué tan agresiva será la Reserva Federal al aumentar las tasas de interés para controlar la inflación.

Esas grandes subidas de tasas por parte de la Fed han sido la razón principal de los problemas de Wall Street este año y amenazan con una recesión.

El rendimiento del Tesoro a 10 años, que ayuda a fijar las tasas de las hipotecas y otros préstamos, cayó de 4,10% a 3,88% lo que es una gran sacudida del mercado de bonos. El rendimiento a dos años, que sigue más de cerca las expectativas de acción de la Fed, bajó de 4,58% a 4,33%.

Todos los movimientos ocurrieron a raíz de un reporte del gobierno de Estados Unidos que mostró que la inflación se desaceleró al 7,7% el mes pasado desde el 8,2% en septiembre. Es el cuarto mes consecutivo de moderación desde que la inflación alcanzó un máximo del 9,1% en junio, y fue una lectura aún mejor que el 8% que esperaban los economistas.

Quizás lo más importante es que la inflación también se desaceleró más de lo esperado después de ignorar los efectos de los precios de los alimentos y la energía. Esa es la medida a que la Fed presta más atención. Al igual que la inflación entre septiembre y octubre.