Venezuela anuncia su retiro "definitivo" de la OEA en medio de protestas contra Maduro

Por Andrew Cawthorne
1 / 5

Un partidario de la oposición arroja de vuelta un cartucho de gases lacrimógenos que había sido lanzado por las fuerzas de seguridad para reprimir a los manifestantes, en Caracas

Un partidario de la oposición arroja de vuelta un cartucho de gases lacrimógenos que había sido lanzado por las fuerzas de seguridad para reprimir a los manifestantes, en Caracas, Venezuela, 26 de abril de 2017. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Por Andrew Cawthorne

CARACAS (Reuters) - Venezuela iniciará el jueves su retiro "definitivo" de la OEA, dijo la canciller Delcy Rodríguez, poco después de que 19 países del organismo hemisférico aprobaron una reunión para discutir la crisis que vive la nación petrolera, donde han muerto 29 personas en las últimas semanas en medio de protestas.

El anuncio sigue a una nueva jornada de manifestaciones contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro. La cifra de fallecidos subió en las últimas horas por el deceso el miércoles de un joven golpeado por una bomba lacrimógena en Caracas y de otros dos el martes por disparos, según autoridades.

Al tiempo que miles de personas marchaban en dirección al centro de Caracas y eran reprimidas por las fuerzas de seguridad -igual que en días anteriores-, las 19 naciones votaban a favor de un encuentro de cancilleres, lo que detonó la decisión del Gobierno de Venezuela.

"Como ha instruido el presidente Nicolás Maduro, presentaremos la carta de denuncia a la OEA e iniciaremos un procedimiento que tarda 24 meses", dijo Rodríguez tras insistir en que varios gobiernos, con Estados Unidos a la cabeza, tienen la intención de intervenir Venezuela.

"Nuestro retiro de esta organización no es coyuntural", agregó, a la vez que notificó que de ahora en adelante no asistirán a eventos "donde se pretenda incursionar en el injerencismo".

BALAS Y GASES

Una polémica sentencia del máximo tribunal del país, que se arrogó competencias parlamentarias a fines de marzo, detonó reclamos internacionales y una nueva la ola de protestas contra Maduro, la peor desde la de 2014 que dejó 43 muertos.

El alcalde del municipio capitalino de Chacao, el opositor Ramón Muchacho, informó más temprano el miércoles que un joven de 20 años -a quien no identificó- ingresó a una clínica sin signos vitales proveniente de una manifestación. Una portavoz confirmó que fue golpeado en el pecho con una bomba lacrimógena.

"Nuestro personal médico y paramédico realizó maniobras de resucitación cardiovascular por más de 40 minutos sin obtener resultados", dijo Muchacho en su cuenta de Twitter. El ministro de Interior y Justicia informó que se inició una investigación.

Por otra parte, Christian Ochoa, de 22 años, recibió "varios" impactos de bala el lunes tras salir de su casa en la ciudad de Valencia y cruzarse con un grupo de personas que participaba en una protesta contra Maduro, explicó el Ministerio Público, sin dar detalles.

Ese mismo día, en otras ciudades del país sudamericano, casi una decena de personas resultó herida de bala en medio de disturbios, cuatro de las cuales fallecieron.

En Táchira, un estado fronterizo con Colombia, murió Efraín Sierra de 28 años, informó el miércoles el gobernador José Vielma, quien agregó que la víctima recibió un impacto de bala en el estómago y no participaba en las protestas.

El gobierno socialista de Maduro acusa a sus adversarios de intentar un golpe de Estado con ayuda de Estados Unidos, mientras que la oposición ha calificado al mandatario como un "dictador" que ordena reprimir brutalmente las marchas.

Los simpatizantes de Maduro también salieron a las calles de la capital, en una marcha que denominaron "por la paz y contra el terrorismo".

Los líderes opositores han dicho que seguirán en las calles hasta que se cumplan todas sus exigencias: elecciones adelantadas, liberación de un centenar de presos políticos, autonomía de los poderes públicos y el ingreso de un canal humanitario que alivie la escasez de comida y medicinas.

"Pacífica y democráticamente estamos una vez más en la calle", dijo Aymar Castillo, una dirigente política que participó de una marcha en la sureña Ciudad Bolívar.

"No hay perdigón, no hay bomba lacrimógena, no hay Guardia Nacional que pare el clamor del pueblo", agregó antes de que, acompañada de cientos de personas, marchara hasta la sede de la Defensoría del Pueblo.

(Reporte adicional de Diego Oré, Alexandra Ulmer, Eyanir Chinea, Brian Ellsworth y Corina Pons en Caracas y Germán Dam en Ciudad Bolívar; editado por Silene Ramírez)