Subastas del arte prehispánico aumentaron en 2021

·8  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- A lo largo del año, el patrimonio de México sufrió varios golpes, pues se realizaron subastas que no logró frenar el gobierno de México pese a sus esfuerzos culturales y diplomáticos. Aun así, se recuperaron algunas piezas que salieron del territorio de forma ilegal. Aquí, un recuento de los casos.

9 de febrero

La casa Christie’s en París subastó 29 obras originarias de culturas que habitaron en Mesoamérica, por las que recaudó alrededor de un millón 200 mil euros, poco más de 31 millones de pesos. La venta se consumó durante la subasta "Quetzalcoatl: serpent à plumes" que fue organizada por Christie’s pese a las denuncias hechas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ante la Fiscalía General de la República. De toda la subasta, el lote 13, una escultura de Cihuateótl, Dios de la Fertilidad, proveniente de El Zapotal, Veracruz, era la que contaba con la mayor estimación, pues se preveía que fuera vendida entre los 600 mil y 900 mil euros. Fue vendida en 500 mil euros, es decir, 12 millones 175 mil pesos.

La segunda pieza que fue vendida a un alto precio fue el lote 35, un jarrón maya de 25 centímetros de altura pintado como con el estilo de un códice, pero con "la inusual adición de azul maya brillante y rojo terracota". Fue vendido en 137 mil 500 euros, es decir, 3 millones 348 mil pesos. El lote 40, una escultura de un "Dignatario azteca" de 24 centímetros de altura, pretendía ser vendido entre los 40 mil y 60 mil euros, pero alcanzó los 122 mil 500 euros, unos 2 millones 982 mil pesos. Las piezas catalogadas por el INAH como falsas estaban ubicadas en los lotes 8, 9 y 23. Esta última estaba catalogada en toda la subasta como el segundo objeto con mayor estimación, pues era una máscara teotihuacana clásica, que se pretendía vender entre los 350 mil y 550 mil euros.

La máscara de 15 centímetros perteneció a la colección de Pierre Matisse fue vendida en 437 mil 500 euros, es decir, 10 millones 653 mil pesos.

Ante la venta de ese patrimonio, el arqueólogo Leonardo López Luján dijo entonces a través de Twitter que no se puede repetir una estrategia que se sabe que no rendirá frutos y propuso que desde México se debe aumentar la cantidad de guardianes en todas las zonas arqueológicas, incrementar las penas a los saqueadores y educar a la población sobre la importancia del patrimonio y sus contextos, entre otras cosas.

12 de febrero

Durante los últimos años, la casa Drouot en París ha puesto a la venta piezas de origen mexicano y el pasado 12 de febrero no fue la excepción, pues consumó la venta de seis piezas mesoamericanas y por ellas recaudó más de 7 mil euros. Las piezas habrían sido fabricadas por culturas que habitaron el actual territorio de Veracruz, Jalisco y Nayarit. Se ubicaban en los lotes 40, 41, 42, 43, 46 y 47.

El lote 43 alcanzó los 2 mil 800 euros sin impuestos. Era un hacha que representa el rostro de un dios de la región veracruzana, descrito por la casa Drouot como una pieza de 24 centímetros de altura y 21 centímetros de ancho, que data del periodo Clásico mesoamericano.

18 de mayo

En Nueva York, Sotheby’s recaudó más de 657 mil dólares con la subasta de 19 piezas prehispánicas. De nuevo, no se consiguió nada con la denuncia que interpuso el INAH ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la venta de estos objetos considerados monumentos arqueológicos.

En la subasta, donde había piezas de América, África y Oceanía, figuraba un hacha maya perteneciente al periodo clásico tardío, la cual se subastó en 352 mil 800 dólares, superando por mucho las expectativas que rondaban entre los 50 mil y 70 mil dólares. Otra de las piezas más valoradas fue una vasija, vendida en 47 mil 800 dólares. A esta se le suman otras 19 piezas subastadas de las 24 que se tenía contemplado pujar y que incluyen máscaras y figuras provenientes de Veracruz, Colima, Jalisco y Zacatecas. El INAH y la Secretaría de Cultura informaron que esta situación también fue comunicada a la Consultoría Jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol de la Policía Federal Ministerial, para solicitar su asistencia diplomática y legal respectivamente.

21 de septiembre

La compañía alemana Gerhard Hirsch Nachfolger se sumó a la venta del patrimonio mexicano al ofertar 67 lotes, por los que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) también interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR).

La subasta alemana incluía 74 piezas provenientes de culturas mexicanas pertenecientes al patrimonio nacional; figurillas con forma humana, jarrones y vasijas que habrían elaborado las culturas olmeca, mayas, tlatilco, chontal, teotihuacana, azteca y maya; así como de zonas del actual territorio de Michoacán, Veracruz, Colima y Jalisco.

La pieza más cara era el lote 45, con un precio de salida de 100 mil euros (2 millones 347 mil 96 pesos: una máscara olmeca que habría sido elaborada entre el 1500 y el 600 a.C. El objeto, aparentemente, representa el rostro de un dignatario, mide 20.2cm x 17.1cm x 10cm y pesa 1.95 kg.

Por esa subasta, el 9 de septiembre, Francisco Quiroga, embajador de México en Alemania, envió una carta a Francisca Barnheim, propietaria de Gerhard Hirsch Nachfolger, en la que lamentó la subasta de las piezas que son propiedad de la nación mexicana, por lo que su venta constituye "un delito".

2 de noviembre

La casa de subastas Artcurial remató en Francia objetos de arte prehispánico, pese a las protestas de México que exigía su anulación, por considerar que las piezas se extrajeron de "manera ilícita".

"Archéologie, arts d'Orient & art précolombien" incluyó unas 40 piezas de culturas precolombinas. La embajada de México en Francia había denunciado el 22 de octubre ante la cancillería francesa esta subasta, así como otra que tendrá lugar en la casa Christie's el 10 de noviembre.

En una carta a Artcurial la secretaria Alejandra Frausto pidió desde el 31 de octubre "detener la subasta".

La Oficina francesa de Lucha contra el Tráfico de Bienes Culturales, una unidad de la policía judicial, no abrió ninguna investigación respecto a este y otros remates.

10 de noviembre

Tras anunciarse la subasta "Pre-Columbian Art & Taino Masterworks from the Fiore Arts Collection" de la casa a Christie’s en Francia, el INAH determinó que 87 piezas cuentan con rasgos atribuidos a culturas que habitaron el actual territorio mexicano, 15 son falsas pues habrían sido elaboradas en época reciente, y que 72 fueron atribuidas a las culturas maya, azteca, chontal, mixteca, olmeca y huasteca. La firma recaudó más de 3,5 millones de dólares con la venta de 33 piezas en París. La estrella de la noche, por alcanzar el precio más alto, fue una hacha maya que se vendió en casi 795 mil dólares. La pieza fue creada, creada entre los años 550 y 950, está en "muy buen estado", de acuerdo con la casa de subastas.

Para detener esa venta, Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, envió una primera carta a Christie’s a finales de octubre, y luego, el 8 de noviembre, mandó otra. A esa acción se sumó un comunicado conjunto de las embajadas de México, Colombia, Guatemala, Honduras y Perú en Francia, en el que se pronunciaron en contra de este tipo de ventas.

A pesar de las subasta, hubo también noticias alentadoras, por ejemplo, en junio, ciudadanos alemanes entregaron voluntariamente a la Embajada de México en Berlín un total de 34 piezas arqueológicas

Luego, el 19 de septiembre, las autoridades italianas suspendieron una subasta de 17 piezas arqueológicas reclamadas por el gobierno.

Y a principios de este mes, el 6 de diciembre, una decena de piezas prehispánicas, entre ellas una figurilla que representa a un chamán sentado, una madre con su hijo en actitud beligerante, y una escultura antropomórfica, que estaban en posesión de una familia francesa, fueron regresadas al gobierno mexicano. En la familia de la ciudadana francesa Diana Filiu Chaparro habían permanecido varias piezas arqueológicas que habrían sido elaboradas por culturas que habitaron el actual territorio mexicano en tiempos de Mesoamérica; sin embargo, ella decidió regresarlas a México a través de una repatriación que se formalizó el 6 de diciembre, durante una ceremonia que fue encabezada por Blanca Jiménez, embajadora de México en Francia. La entrega del patrimonio cultural mexicano tuvo lugar en Bischheim, ciudad francesa de la región de Alsacia. Filiu Chaparro entregó una decena de piezas, las cuales han sido analizadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y hasta el momento, determinó que "tres piezas son patrimonio mexicano y pertenecen a las Culturas de Occidente (100 A.C. - 250 D.C). Se trata de: una figurilla que representa a un chamán sentado; una madre con su hijo, en actitud beligerante; y una escultura antropomórfica (en piezas)", dijo entonces la Secretaría de Relaciones Exteriores a través de un comunicado.

Esta semana, se anunció que el país se adhirió al Convenio del Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado (Unidroit ), que busca combatir el comercio ilegal de bienes culturales robados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.