En la subasta de los autos de Balcedo, un hombre ofertó y luego no tenía plata

·2  min de lectura
Además de la Porsche Panamera, también fueron subastados un Porsche Boxter, una camioneta Range Rover y un Chevrolet Camaro
Leonardo Mainé

En 2018, tras la detención de Marcelo Balcedo -el titular del sindicato de no docentes de La Plata- los detectives de Interpol secuestraron en su lujosa chacra cercana a Piriápolis, Uruguay, vehículos de alta gama, armas de guerra y cientos de miles de dólares en efectivo que estaban dentro de una caja fuerte. Esta semana, cuatro de esos autos de lujo fueron rematados en lo que terminó en un escándalo: el postor que ganó la subasta confesó que no contaba con el dinero para pagar.

Uruguay no sale del asombro. Según trascendió en el diario local El País, el remate se dio el jueves pasado por la mañana en el hotel Radisson Victoria Plaza sin -en principio- grandes sorpresas. El rematador Mario Molina comenzó a ofertar los vehículos: un Porsche Panamera, un Porsche Boxter, una camioneta Range Rover y un Chevrolet Camaro.

Un mecánico pujó por los cuatro rodados. Si bien no habría conseguido alcanzar el modelo Boxter, se quedó con los otros tres. Concluida la subasta, el rematador lo habría invitado a pasar a una sala para pagar la seña. Momento después, el hombre dijo representar a un empresario y el dinero estaba en una escribanía.

Según El País, el mecánico habría citado a la hija del supuesto comprador. La mujer se hizo presente en el hotel y comenzó a llorar. “Mi padre es un borracho, tiene problemas psiquiátricos y no posee tanto dinero”, explicó, de acuerdo al diario uruguayo.

“La denuncia fue presentada hoy [por ayer] por la Junta Nacional de Drogas”, indicó la fiscal Ana Vallverrdú. Después del escándalo, la policía de Nueva Palmira se dirigió al domicilio del mecánico. En en lugar, oficiales de la fuerza dijeron haberse encontrado con el hombre estado de embriaguez, quien rechazó ser interrogado en sede policial. La letrada ahora debe definir si ordena su detención y traslado a una seccional para realizar el interrogatorio.

La fallida subasta derivó en que la Asociación de Rematadores convoque a una segunda subasta por los autos del sindicalista Balcedo dentro de un mes.

Marcelo Balcedo cayó preso el 4 de enero de 2018 en la chacra El Gran Chaparral), acusado de supuestas maniobras de lavado de dinero.

Balcedo heredó en 2011 de su padre, Antonio, el control de la seccional bonaerense del Soeme, que reúne al personal auxiliar de los establecimientos docentes de la provincia. El Soeme bonaerense tiene 20.000 afiliados. Estuvo un año en prisión y hoy cumple con prisión domiciliaria.