Stonehenge está intacto tras la acción con polvo naranja de un grupo contra el cambio climático

Stonehenge está intacto tras la acción con polvo naranja de un grupo contra el cambio climático

Los monumentos de Stonehenge, que han estado en pie desde un periodo indeterminado de su construcción que oscila entre los 5.000 y los 3.000 años según los arqueólogos, están intactos después de la acción de manifestantes climáticos que fueran detenidos por rociarlos con pintura naranja.

Nick Merriman, director ejecutivo de English Heritage que gestiona el patrimonio monumental inglés, mostró su disgusto por la intervención de los activistas de Just Stop Oil: "Es difícil de entender y estamos profundamente entristecidos", dijo Merriman a 'BBC Radio 4'. "Es vandalismo contra uno de los monumentos antiguos más famosos del mundo".

Miles de visitantes en busca de "emociones espirituales"

El sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO esperaba que albergara miles de visitantes en la madrugada del viernes.

Stonehenge se construyó en una llanura azotada por el viento en el sur de Inglaterra en etapas que comenzaron hace 5.000 años. Su origen y propósito siguen siendo un misterio, aunque el círculo de piedra se alinea con el amanecer del solsticio de verano y el atardecer del solsticio de invierno, lo que atrae a multitudes de lo más coloristas y exóticas, desde autodenominados druidas a adoradores del sol.

Un hombre de 73 años y una mujer de 21 quedaron en libertad bajo fianza este jueves después de haber sido detenidos un día antes bajo sospecha de daño criminal a un monumento antiguo.

Polvo naranja a las piedras milenarias

El grupo contra el cambio climático Just Stop Oil asumió la responsabilidad del acto el miércoles y publicó un video que muestra a un hombre identificado como Rajan Naidu lanzando un polvo naranja con un extintor a una de las piedras verticales.

Just Stop Oil dijo que la pintura estaba hecha de maicena y se disolvería con la lluvia.

Merriman dijo que los expertos limpiaron el polvo de naranja de las piedras porque les preocupaba cómo podría reaccionar con el agua.

Nadie aplaude

El truco publicitario fue uno de una larga lista de actos disruptivos de Just Stop Oil para llamar la atención sobre la crisis climática. Los actos han dado lugar a condenas, penas de cárcel y críticas generalizadas y calificativos como "ecopayasos".

La manifestación de Stonehenge fue rápidamente condenada por el primer ministro, el conservador Rishi Sunak, quien la calificó de “vergonzoso acto de vandalismo”. Su principal oponente en las elecciones del mes que viene, el líder laborista Keir Starmer, calificó al grupo de “patético” y dijo que el daño era “escandaloso”.

El grupo volvió a intervenir al pintar con aerosol aviones privados en un aeropuerto en las afueras de Londres. Dos mujeres fueron detenidas.