Stoltenberg pide más armas para Ucrania -DPA

FOTO DE ARCHIVO. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pronuncia una conferencia sobre Rusia, Ucrania y los retos de la política de seguridad de la OTAN durante el desayuno Civita en el Aula Universitaria de Oslo, Noruega

BERLÍN, 30 dic (Reuters) - El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, hizo un llamamiento a los Estados miembros de la alianza para que suministren más armas a Ucrania, según una entrevista publicada el viernes.

"Pido a los aliados que hagan más. Está en el interés de nuestra seguridad asegurarnos de que Ucrania prevalezca y que (el presidente ruso Vladimir) Putin no gane", dijo Stoltenberg a la agencia de noticias alemana DPA.

Stoltenberg señaló que quizás sea aún más importante que Ucrania reciba suficiente munición para los sistemas ya instalados y añadió que la necesidad de munición y piezas de repuesto es "enorme".

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, pidió la semana pasada en un discurso ante un grupo de líderes occidentales una amplia gama de armas y sistemas de defensa antiaérea, con los que contribuir a los esfuerzos por contrarrestar la invasión rusa.

Asimismo, Estados Unidos anunció la semana pasada casi 2.000 millones de dólares en ayuda militar adicional, incluido el sistema de defensa antiaérea Patriot, que ofrece protección contra aviones y misiles balísticos y de crucero.

Stoltenberg dijo a DPA que el apoyo militar a Ucrania era el camino más rápido hacia la paz.

"Sabemos que la mayoría de las guerras terminan en la mesa de negociaciones —probablemente esta guerra también—, pero sabemos que lo que Ucrania pueda lograr en estas negociaciones depende inextricablemente de la situación militar", dijo.

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero en lo que Putin denomina una "operación militar especial" contra lo que percibe como amenazas a la seguridad rusa.

Ucrania y sus aliados occidentales han denunciado las acciones de Rusia como una apropiación de tierras al estilo imperialista y han impuesto sanciones para intentar desbaratar la campaña.

La guerra, que lleva 10 meses, ha matado a decenas de miles de personas, expulsado a millones de sus hogares, dejado ciudades en ruinas y sacudido la economía mundial, haciendo subir los precios de la energía y los alimentos.

(Escrito por Maria Sheahan; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)