Stiglitz propone bajas remuneradas y fortalecer la seguridad social por la pandemia de COVID-19

Agencia EFE

Nueva York, 30 abr (EFE).- El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz publicó este jueves una serie de prioridades económicas que, a su juicio, se deberían tener en cuenta para luchar contra la pandemia de COVID-19, entre las que incluye la necesidad de bajas médicas remuneradas en Estados Unidos y un fortalecimiento del sistema sanitario y la seguridad social.

"Cuando el virus golpeó, EE.UU. contaba con una desigualdad salarial y de riqueza mucho mayor que otros países avanzados, así como brechas de cobertura social y sanitaria mucho más acentuadas, relacionadas con las bajas remuneradas y las prestaciones por desempleo", explicó en un artículo para el Instituto Roosevelt, un "think tank" radicado en Nueva York del que es economista jefe.

"Como siempre", las desigualdades fueron "más marcadas" para los estadounidenses negros y de otras minorías raciales, dijo Stiglitz, que agregó que muchos infectados con COVID-19 que carecen de ahorros y viven al día fueron a trabajar igualmente, expandiendo así el virus, porque no tenían una baja remunerada por enfermedad y la cobertura de sus seguros médicos era precaria.

Además, el Nobel señaló las deficiencias del modelo de salud pública de Estados Unidos y resaltó las diferencias de su país con otros miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"Mientras que en otros países de la OCDE todo el mundo está asegurado a través de un seguro público o privado, en 2018 más de 27 millones de estadounidenses no tenían ningún seguro, y ese número se ha incrementado", resaltó el investigador, que añadió que el COVID-19 no mata siguiendo un esquema de "igualdad de oportunidades" sino que "va a por aquellos con peores condiciones de salud".

Para el economista, dadas las "deficiencias" del sistema de salud estadounidense y las "desigualdades" de su sistema económico, "no debería sorprender a nadie" las ratios desproporcionadas de contagios y muertes entre afroamericanos, por ejemplo, que representan un número dos veces superior al comparable por población.

Stiglitz también demandó en su propuesta una mayor financiación para las administraciones estatales y locales, así como un programa para mantener a los trabajadores en sus empleos a través de un sistema de garantía de cheques de pago que se envíe directamente a las empresas.

"Los estados son el frente de batalla para asegurar que todo el mundo recibe una atención sanitaria adecuada y para prevenir la expansión de la enfermedad. Y están también en el centro de la provisión de la educación de nuestra sociedad, así como de las prestaciones sociales", reflexionó el economista.

Asimismo, Stiglitz subrayó la necesidad de brindar una liquidez más amplia a individuos y hogares, y un alivio de sus deudas para paliar los efectos negativos de COVID-19 en la economía.

(c) Agencia EFE