Starmer cree que el Gobierno británico ha de considerar nuevas restricciones

Londres, 11 ene (EFE).- El líder del opositor Partido Laborista británico, Keir Starmer, afirmó este lunes que el Gobierno conservador debería plantearse introducir nuevas restricciones "en las próximas 24 horas" para luchar contra la pandemia y pidió ayudas para los que más lo necesitan ante esta crisis.

En su primer discurso de 2021, el dirigente del Laborismo enfatizó la necesidad de que el Ejecutivo de Boris Johnson "anteponga a las familias" del país en su gestión de la crisis, "protegiendo sus ingresos".

Crítico con el manejo de la pandemia del gabinete de Johnson, Starmer urgió al Primer Ministro a excluir a profesores, personal de las Fuerzas Armadas del país, cuidadores y aquellos que perciban salarios inferiores de las 24.000 libras anuales (26.351 euros) de la congelación salarial decretada para los 1,3 millones de empleados del sector público.

Según dijo, "las políticas deben lograr diferencias reales en la vida de millones de ciudadanos de todo el país" además de indicar que "las familias han de estar en el corazón de la recuperación".

También urgió al Gobierno a prolongar, más allá del plazo límite fijado para el próximo abril, las ayudas que actualmente se asignan -de 20 libras semanales (21,80 euros)- a solicitantes del subsidio conocido como "crédito universal".

"No podemos regresar a una economía donde más de la mitad de nuestros cuidadores gana menos que el salario mínimo, donde el cuidado de los niños está entre el más caro de Europa, donde nuestros sistema de asistencia social es una vergüenza nacional y donde más de cuatro millones de niños crecen entre la pobreza", observó.

En un momento de confinamiento nacional, con más de 80.000 muertos desde el inicio de la pandemia, Starmer sugirió que en las próximas 24 horas tal vez sean necesarias más medidas para combatir la crisis y, en este sentido, consideró que "hay que estudiar" por qué las guarderías permanecen abiertas pese a que los colegios de primaria han sido cerrados.

Si bien afirmó que en los próximos meses su partido detallará su visión de futuro para el país, adelantó hoy que un gobierno Laborista "aseguraría la economía, protegería el sistema público sanitario (NHS) y reconstruiría el país para que fuera el mejor en el que crecer y el mejor en el que envejecer".

(c) Agencia EFE