SSC recupera edificio tomado de la CNDH

·3  min de lectura

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, abril 16 (EL UNIVERSAL).- En medio de un desalojo realizado por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), tres mujeres encapuchadas fueron detenidas por la agresión cometida a una mujer el pasado miércoles, a quien le destrozaron el carro por no darles dinero que estaban pidiendo.

Los hechos quedaron asentados en la carpeta CI-FIBJ/UAT BJ-1/UI-1 S/D/01382/04-2023, por daños a la propiedad doloso a vehículo y robo en contra de transeúnte, luego de que la víctima, María "E", de 61 años, denunciará la agresión.

Fue la noche del viernes cuando agentes de la SSC y FGJ ingresaron al inmueble de donde salieron las tres mujeres encapuchadas implicadas en la agresión, además, hallaron altares a la Santa Muerte y objetos robados como cascos policiales.

La denunciante narró al Ministerio Público que al transitar a bordo de su vehículo marca Nissan tipo Versa, color azul marino, modelo 2017, un grupo de mujeres encapuchadas comenzaron a dañarlo y le robaron su teléfono.

El jefe de la policía, Omar García Harfuch, informó en redes sociales que como parte del operativo se recuperó el inmueble de la CNDH, de donde salieron las agresoras.

"Derivado de una denuncia por agresiones en la calle #RepúblicaDeCuba, la @FiscaliaCDMX y @SSC_CDMX intervinieron y se recuperó un inmueble de donde salieron las agresoras, con el fin de evitar que sea utilizado para realizar más acciones que ponen en riesgo a la ciudadanía", escribió el jefe policial.

Tras la recuperación del inmueble, las tres mujeres se quedaron en la calle de Cuba sin moverse, pero minutos después fueron sorprendidas por policías capitalinas, quienes realizaron la detención y traslado a una agencia del Ministerio Público.

Apenas el viernes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) había manifestado su preocupación por los hechos ocurridos en la calle Cuba número 60, en el Centro Histórico, e hicieron un exhorto a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ) para que se investiguen y sancionen dichas acciones, y se garantice, sobre todo, la integridad de las personas que transitan por esas calles.

"Se ha dado a conocer en redes sociales, y se ha recibido en esta CNDH la denuncia de las agresiones sufridas a una automovilista por cuatro mujeres encapuchadas, en las inmediaciones de dicha sede por personas que ocupan ese inmueble en forma ilegal, quienes con tubos de metal destruyeron su vehículo, rompiendo sus cristales y pintándolo, situación que provocó sentirse intimidada y violentada", señaló la institución.

Indicaron que la CNDH estaba preocupada por los sucesos que ocurren dentro del mismo lugar y sus inmediaciones, los que han documentado ya varias víctimas tanto públicamente como en denuncias y quejas.

Explicó que la comisión propició el diálogo con las víctimas y colectivas demandantes de atención, y hoy trabaja con ellas en la resolución de sus casos, incluso, de aquellos que no caían en el ámbito de sus atribuciones.

Señaló que se concedió el perdón a aquellas ocupantes que voluntariamente se deslindaron del despojo, de manera que sólo un grupo que se asume como "radical" fue reacio a dialogar y llegar a acuerdos, por lo que se iniciaron acciones legales relativas a las personas que mantienen la ocupación y hacen uso del inmueble, diligencias que por el momento se están desahogando.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.