Ssa ofrecerá cirugía bariátrica como tratamiento de obesidad mórbida

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- El Senado aprobó por unanimidad, con 76 votos, reformas al Sistema Nacional de Salud que dan la opción de practicar la cirugía bariátrica como tratamiento de la obesidad mórbida y sus comorbilidades.

Tras registrarse el voto unánime de las bancadas a las reformas de la Ley General de Salud, el presidente del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar, remitió el decreto al Ejecutivo federal para que se publique y entre en vigor al día siguiente.

En sus artículos transitorios el decreto indica que la Secretaría de Salud (Ssa) tendrá un plazo de hasta 180 días para emitir las disposiciones jurídicas requeridas para esta cirugía, cuyos costos "se cubrirán con cargo al presupuesto autorizado para el presente ejercicio fiscal y los subsecuentes".

Esta reforma tardó ocho años en ser aprobada. Su antecedente es una iniciativa del 20 de septiembre de 2012, de Cristina Díaz Salazar como senadora de la 62 Legislatura, a la cual se sumaron otros 12 proyectos.

En el dictamen se expone que "la obesidad mórbida, además de disminuir la expectativa de vida, causa discapacidad, minusvalía y problemas de exclusión social".

Afirma que "por sus efectos a nivel colectivo es un problema de salud pública en muchos países, y se ha ido incrementando, como efecto de los cambios en las costumbres sociales y alimentaria".

Señala que "el tratamiento quirúrgico de la obesidad es una opción segura y efectiva para lograr una pérdida de peso sostenida en el paciente obeso".

También es opción segura "para resolver o mejorar las comorbilidades asociadas a la patología y reducir la mortalidad relacionada con la obesidad".

Como requisitos para ser candidato a la cirugía bariátrica, la reforma establece entre otros: ser mayor de 18 años, haber tenido tratamiento convencional sin éxito durante un año, ser emocional y psicológicamente apto para la adopción de un nuevo estilo de vida y no tener dependencia de alcohol o drogas.

La reforma incluye en la Ley General de Salud la atribución del Sistema Nacional de Salud de promover e impulsar programas y campañas de información sobre los buenos hábitos alimenticios, una buena nutrición y la activación física para contrarrestar el sobrepeso, la obesidad y los trastornos de la conducta alimentaria.