Un muerto en las protestas por la crisis en Sri Lanka

·4  min de lectura

Colombo, 19 abr (EFE).- Al menos una persona murió y otras 24 resultaron heridas en los enfrentamientos ocurridos hoy entre manifestantes que protestaban por la grave crisis económica de Sri Lanka y la Policía, que respondió con fuego real al lanzamiento de piedras, informaron fuentes sanitarias.

Los choques se produjeron en Rambukkana, en el distrito central de Kegalle, cuando grupos de manifestantes bloquearon las vías de tren en protesta por el último aumento récord de los precios de los combustibles, en vigor desde la medianoche del lunes.

El director del Hospital de Kegalle, Mihiri Priyangani, informó a Efe de que al menos una persona resultó muerta y diez heridas, mientras que otro médico del citado centro elevó a 24 la cifra de heridos, incluidos ocho policías.

El portavoz de la Policía, Nihal Thalduwa, aseguró en declaraciones a la prensa en Colombo que las fuerzas de seguridad "advirtieron a los manifestantes para que depusieran su actitud, pero no hicieron caso" y continuaron con los actos violentos, lo que les obligó a responder.

"Entonces la policía usó gases lacrimógenos para dispersarlos. Pero los manifestantes comenzaron a atacar con piedras y rocas, y para controlar la situación, la policía abrió fuego y algunas personas resultaron heridas", explicó Thalduwa, que indicó que entre los heridos hay también miembros de las fuerzas de seguridad.

Por su parte, Amnistía Internacional mostró hoy su "preocupación" por las víctimas en las manifestaciones y en un mensaje en Twitter subrayó que "las autoridades deben actuar siempre con moderación y no utilizar más fuerza de la estrictamente necesaria".

La víctima mortal de hoy es la primera desde que a finales de marzo se intensificaron las protestas contra el Gobierno del presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, al que acusan de ser el culpable de la grave crisis económica que vive esta nación insular en el océano Índico

El pasado 31 de marzo, las protestas también se tornaron violentas cuando los manifestantes trataron de entrar a una residencia privada de Rajapaksa en la capital del país, Colombo, pero entonces solo se produjeron heridos.

Las protestas de hoy se agravaron después de que la estatal Corporación de Petróleo anunciase una subida a partir de la medianoche del lunes del 30 % de los precios de la gasolina y el 64 % del diésel, como modo de aminorar las pérdidas por la depreciación de la moneda local, la rupia, y el aumento global de los precios.

LAS PROTESTAS AUMENTAN

El lema más repetido durante las protestas contra el Gobierno es "Go Home Gota" (Gota vete a casa), sobre todo en la manifestación más masiva cerca de la Secretaría Presidencial de Colombo, donde llevan acampados desde hace once días como modo de presión.

A estas protestas se unió hoy el opositor Frente de Liberación Popular Marxista, que tras recorrer 30 kilómetros llegó a la capital entonando consignas como "queremos que gobierne el pueblo, no un gobierno corrupto", y pedían unidad para "destituir a este gobierno tiránico".

Estas protestas van en aumento a medida que crecen las necesidades de la población, que ve cómo disminuye día a día su poder adquisitivo con la depreciación de la rupia y el incremento del precio de productos básicos como los alimentos o el combustible, aseguraron a Efe varios analistas políticos.

El exprimer ministro y diputado de la oposición Ranil Wickremesinghe afirmó hoy en el Parlamento que la crisis económica acaba de comenzar.

"Lo peor está por venir. Todos debemos unirnos para abordar este problema", advirtió Wickremesinghe.

Sri Lanka se enfrenta a una crisis económica sin precedentes provocada, en parte, por el gran endeudamiento del país, la recesión económica durante la pandemia, los efectos de la guerra en Ucrania y una caída drástica de la actividad turística.

El Gobierno de Sri Lanka anunció hoy que las negociaciones para solicitar un crédito rápido al Fondo Monetario Internacional (FMI) comenzaron con una "nota positiva", aunque reconoció que el organismo financiero no cree que la isla, que aspira a obtener hasta 4.000 millones de dólares, cumpla los requisitos para acceder a ese instrumento.

Las negociaciones se producen una semana después de que el Gobierno anunciase la suspensión temporal del pago de su deuda externa, que según datos del Ministerio de Finanzas hasta finales de 2021 ascendía a 20.000 millones de dólares.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.