Sputnik V: los voluntarios de la vacuna rusa ya no recibirán placebos en la última etapa de los ensayos

LA NACION
·1  min de lectura

MOSCÚ.- El Instituto Gamaleya de Moscú, que desarrolla la primera vacuna rusa contra el coronavirus, dijo hoy que los voluntarios en sus pruebas de etapa final a gran escala para la inyección Sputnik V ya no recibirán placebos, informó la agencia de noticias RIA.

Alexander Ginsburg, director del instituto, dijo que el Ministerio de Salud autorizó la interrupción de la administración de placebos a los nuevos reclutados para la etapa III del ensayo.

Coronavirus: el papa Francisco fue hisopado luego de dos casos positivos cercanos

"Todo ha sido probado y la pandemia continúa, por lo que un placebo no es bueno", citó RIA a Ginsburg, quien agregó que le gustaría identificar a quienes ya habían recibido un placebo y ofrecerles la vacuna, "pero aún no está claro si el regulador lo permitirá".

Rusia comenzó a vacunar con la Sputnik V a médicos y otros trabajadores de primera línea en Moscú este mes, y 200.000 personas ya han pasado por la campaña de inoculación.

Los datos del ensayo provisional publicados la semana pasada encontraron que la Sputnik V, que los reguladores rusos aprobaron en agosto tras menos de dos meses de pruebas en humanos, tiene una efectividad del 91,4%.

La autorización de emergencia no esperó, como es habitual, a los resultados del ensayo de referencia en etapa III.

Coronavirus: el miedo y el aislamiento marcan una Navidad distinta en el mundo

En esta etapa, un gran número de voluntarios recibe de forma aleatoria la vacuna o un placebo, sin saber qué se les ha administrado, y sus tasas de infección se comparan después de que un número suficiente se haya infectado en el entorno natural.

Agencia Reuters