Sputnik V: la oposición criticó la vacunación "preferencial" de Horacio Verbitsky y pidió que se sancione a Ginés González García

Agustina Said
·4  min de lectura

Miembros de Juntos por el Cambio repudiaron la vacunación de Horacio Verbitsky, quien hizo público que consiguió aplicarse la primera dosis de la Sputnik V luego de llamar al ministro de Salud, su amigo Ginés González García. Afirmaron que este hecho demuestra, una vez más, el direccionamiento de la vacuna con criterios políticos y no sanitarios.

La presidenta de PRO, Patricia Bullrich, dijo: "En Argentina hay dos clases de personas: los ciudadanos que pagan impuestos y con esos las vacunas, y los amigos del poder, que van al Ministerio y se vacunan". Sobre el rol de González García en el caso de Verbitsky, Bullrich aseguró que el ministro "es el responsable y debe tener sanción por utilizar la vacuna como si fuera de su propiedad".

Waldo Wolff, diputado del PRO, afirmó que el manejo de las vacunas se corresponde con los valores muchos de los políticos oficialistas. "Si se hundiera el Titanic, subirían antes que las mujeres y que los niños", afirmó Wolff en diálogo con LA NACION. "Para ellos no está mal cómo se están comportando con respecto a las vacunas: si no, el Presidente saldría a repudiarlo, cosa que no esta haciendo", sostuvo el diputado de la oposición.

Con una fuerte apelación al diálogo, Alberto Fernández presentó el Consejo Económico y Social

"Hubo improvisación a la hora de comprar las vacunas -dijo a LA NACION el diputado radical Luis Petri-, pero acá hubo intencionalidad de garantizárselas a personas relacionadas con el Gobierno por sobre personas que las necesitan."

Horacio Verbitsky hizo público que recibió la vacuna en el Ministerio de Salud
Fuente: Archivo

Según Petri, "hay un claro direccionamiento". "No es un caso aislado. Se está vacunando con criterios políticos, con el agravante de que hay faltantes de vacunas", sostuvo. "Lo de Verbitsky lo único que demuestra es que existe ventanilla paralela para acceder a la vacuna, porque los que la están consiguiendo no lo están haciendo por carriles normales", afirmó.

Para el diputado Fernando Iglesias, hay una interna de poder. "Verbitsky lo manda al frente a Ginés haciéndose el tonto, pero él tiene mucha experiencia en esto", dijo Iglesias en diálogo con LA NACION. "No creo que lo haga para promover a Ginés cuando dice que el ministro le ofreció la vacuna tres días después del escándalo en Henderson".

En el día de hoy, legisladores de Juntos por el Cambio presentaron, en la Cámara de Senadores y de Diputados de la provincia de Buenos Aires, un proyecto para la creación de un registro provincial de vacunados. La iniciativa busca transparentar el otorgamiento de vacunas para evitar discrecionalidades, en el marco de las denuncias en varios municipios en los que se habría vacunado a población que no forma parte de la primera etapa del plan sanitario.

"La vacunación no puede ser por afiliación política, por eso buscamos que se cree un registro público de vacunados contra el Covid19 en la Provincia. Tenemos que sumar a la ciudadanía como garante del proceso de vacunación, para que sea transparente y no se sigan multiplicando los casos de aplicaciones discrecionales a amigos o militantes", explicó la diputada Gabriela Besana, impulsora de la ley en diputados.

Vacunación VIP: Hugo Moyano, su esposa y su hijo menor recibieron la Sputnik V

En el mismo sentido, Waldo Wolffpresentó ayer un proyecto de modificación del Código Penal, que tipifica como delito la asignación de vacunas a quien no corresponda -en el orden de prioridad-, y establece como agravante de la pena que esa persona sea un funcionario público. El proyecto también busca penalizar el uso de la campaña de vacunación como propaganda política.

El proyecto, que lleva la firma de otros 15 diputados de la oposición, propone la modificación del artículo 205 del Código Penal, que reprime con una pena de seis meses a dos años de prisión a quien "violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

Entre los últimos escándalos con respecto a la vacunación discrecional, dias atrás la oposición denunció que en la ciudad de Henderson (en el distrito bonaerense de Hipólito Yrigoyen), el intendente Ignacio Pugnaloni utilizó un excedente de alrededor de cien dosis de la vacuna Sputnik V para inocular a militantes oficialistas y empleados municipales, por fuera de los grupos de riesgo.