La Sputnik V llegó a uno los lugares con mayor mortalidad del mundo

Elisabetta Piqué
·5  min de lectura
Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino
Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino

ROMA.- En medio de gran escasez de vacunas anticoronavirus en Italia y expectativas de que pueda resultar una alternativa, llegaron hoy las primeras 15.000 dosis de Sputnik V a la república de San Marino, un microestado enclavado en el centro de la península, que se convirtió en el país 31º en dar luz verde a la vacuna rusa.

Con 61,2 kilómetros cuadrados de superficie y 33.785 habitantes, San Marino es el tercer país más pequeño de Europa, después del Principado de Mónaco y el Vaticano, y está segundo en el ranking global de muertes por coronavirus per cápita.

Coronavirus: Alemania, de dar el ejemplo a empantanarse en la segunda ola

A diferencia de Italia, que comenzó a fines de diciembre la campaña de vacunación y hasta ahora inoculó a a 3.647.651 personas (de las cuales 1.338.877 recibieron dos dosis), San Marino hasta ahora no vacunó a nadie porque nunca tuvo con qué. Justamente por eso y tras fracasar un acuerdo con Italia, decidió recurrir a la vacuna rusa, que pudo comprar porque, aunque está en su territorio, no es un Estado miembro de la Unión Europea (UE), bloque con el que tiene una unión de tipo aduanero para la libre circulación de bienes y comparte el euro. La UE no le dio aún su visto bueno a la Sputnik V.

Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino
Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino


Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino

San Marino tuvo problemas con el acuerdo que había hecho con Italia, que le había prometido vacunas suficientes como para cubrir al menos el 70% de la población, algo que no pudo cumplir debido a la falta de entrega de las dosis de las grandes farmacéuticas. Esto provocó grandes retrasos en la campaña masiva de vacunación de Italia.

La Sputnik V, que llegó esta mañana al hospital estatal de San Marino en un furgón escoltado por la gendarmería, será aplicada en los próximos días en forma gratuita a 7500 personas, comenzando por ancianos y operadores sanitarios, que luego recibirán una segunda dosis.

Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino
Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino


Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino

Luca Beccari y Roberto Ciavatta, canciller y ministro de Salud del pequeño Estado, respectivamente, en una conferencia de prensa explicaron que si bien San Marino está en territorio europeo, como no es un Estado miembro de la UE no tuvo la posibilidad de participar en el mecanismo de abastecimiento del bloque. Por eso y más allá de haber firmado un protocolo con Italia, debió salir a buscar otras alternativas. “La elección de la Sputnik no tiene que ver con la geopolítica, sino con una mera exigencia. En San Marino aún no fue vacunado nadie. Y esto no es un desafío a Europa y menos a Italia, porque está prevista la llegada de 50.000 dosis de vacunas Pfizer y Moderna”, aseguraron.

Después de Hungría, San Marino se convirtió en el segundo país del Viejo Continente que autoriza la vacuna Sputnik V. Lo cierto es que este micro Estado, famoso por su centro histórico medieval, no cuenta con un ente regulador de los fármacos, como la Agencia Europea para los Medicamentos (EMA), de la UE, o el Aifa de Italia, sino tan sólo una Farmacia Internacional que colabora con diversas agencias.

“Siempre San Marino confió en las aprobaciones de las agencias del exterior, pero desde hace décadas también utiliza fármacos que no necesariamente cuentan con la aprobación de la EMA o del Aifa”, explicó Ciavatta. “La Sputnik no es una vacuna autorizada por la EMA, pero tampoco pidió la autorización a la EMA, superó las fases de control y tiene estándares de garantía y de seguridad extremadamente elevados”, destacó.

Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino
Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino


Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino

La prestigiosa revista científica The Lancet publicó a principios de mes una investigación que indicó que la vacuna rusa tiene una eficacia del 91,6%. También el hospital Spallanzani de Roma, especializado en enfermedades infecciosas y uno de los centros más importantes de Italia, expresó comentarios positivos, al asegurar que la protección que ofrece la Sputnik es “igual a la de Pfizer y Moderna”. Tanto es así que, vista la escasez de vacunas en toda Europa, en Italia hubo hasta quienes plantearon la posibilidad de producir en el país la Sputnik V, una vez que obtenga las autorizaciones correspondientes.

El gobierno de San Marino, para hacerse de la Sputnik V, negoció con el Fondo Ruso para las Inversiones (RDIF), el único autorizado por Moscú para esto. Al parecer, tuvo un rol importante en la tratativa el embajador ruso en Roma, Sergej Razov, desde hace tiempo en muy buenas relaciones con la República más antigua del mundo.

Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino
Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino


Las primeras 15.000 dosis de la vacuna rusa, Sputnik V, llegaron este martes 23 de febrero de 2021 a San Marino

En medio de una situación aún muy complicada en Italia, que sigue con muchos casos diarios, restricciones y donde el coronavirus hasta ahora causó más de 96.000 muertos, la llegada de la Sputnik a San Marino hizo encender alarmas en cuanto a un posible éxodo hasta allí para obtener la vacuna, desde la vecina región de Emilia Romagna. Pero el gobierno de San Marino aseguró que se trata de una “sugestión irreal porque con la Sputnik vacunaremos sólo el 15% de la población de San Marino y los italianos deben vacunarse con su sistema de salud, no con el nuestro”.