Sputnik V es más eficaz contra ómicron que vacunas de Pfizer y Moderna

·2  min de lectura

El refuerzo de las vacunas contra covid-19 a base de ARN mensajero, como el que producen Pfizer y Moderna, no logró ser tan efectivo contra el contagio de la variante ómicron, confirmó un primer estudio realizado por investigadores sudafricanos.

Esto sucede porque los anticuerpos generados por la proteína de la vacuna fueron evadidos por la variante del coronavirus, que combaten más bien las células T del sistema inmunitario. La información llega en el momento en que varios países están acelerando sus campañas de vacunación y revela que éstas tendrán un impacto limitado.

¿Por qué las vacunas con ARNm no funcionan contra la variante ómicron?

Este tipo de inmunizaciones enseña a las células a fabricar una proteína que desencadena una respuesta inmune dentro del organismo, a diferencia de otro tipo de vacunas que utilizan virus atenuados o inactivos para estimular la respuesta inmunitaria. Sin embargo, las mutaciones de los virus pueden evadir el mecanismo de la inmunización diseñada para detectar partes específicas de la molécula al ser distinto.

La molécula de ARNm se descubrió hace más de 60 años y dos décadas después fue utilizada por dos científicos de Pennsylvania para ordenarle a las células fabricar pequeños “trozos” de virus para fortalecer el sistema inmunitario. En el 2020, las “espinas” o “coronas” que le dan su nombre al coronavirus se codificaron en moléculas de ARNm, se cubrieron con una capa de grasa y se envasaron en ampolletas. Al inyectarse dentro de un organismo, las células producen proteínas parecidas a esas coronas y enseñan al cuerpo cómo atacar al virus.

Recientemente, científicos y especialistas cuestionaron la conveniencia de fabricar este tipo de inoculaciones, que exige ajustes y nuevas versiones ante cada variante del virus, en lugar de hacer una sola vacuna efectiva contra las mutaciones del microorganismo.

Esta es la razón por la que vacunas como la Sputnik V es más eficaz que la de Pfizer para neutralizar la cepa ómicron, como demostró el último análisis realizado por el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani de Italia, el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya de Rusia y la Universidad Médica Estatal Séchenov de Moscú.

Las farmacéuticas diseñaron los productos con inusual rapidez, en parte, gracias al apoyo multimillonario del programa “Máxima Velocidad”, implementado por la administración Trump para acelerar la producción de vacunas, medicamentos y pruebas diagnósticas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.