Sputnik Light genera un alto nivel de anticuerpos contra el COVID -ensayo en fase inicial

·2  min de lectura
A view shows vials with the one-dose Sputnik Light vaccine against the coronavirus disease in Moscow

MOSCÚ, 3 nov (Reuters) - La vacuna rusa Sputnik Light, de una sola dosis, presentó un buen perfil de seguridad e indujo fuertes respuestas inmunitarias, especialmente en personas que ya habían tenido contacto con el COVID-19, según los resultados de los ensayos de fase I y II publicados en la revista médica The Lancet.

La vacuna, una versión de una sola dosis de la vacuna Sputnik V de dos dosis presentada el año pasado, ya ha entrado en fases posteriores de ensayos clínicos y se utiliza de forma generalizada en Rusia, pero la publicación de las primeras investigaciones en una revista occidental de primera línea es un hito en el momento en que Rusia avanza para hacer de la Sputnik Light su principal vacuna de exportación.

Científicos del Instituto Gamaleya, promotor de la vacuna, supervisaron a 110 voluntarios de entre 18 y 59 años en San Petersburgo, a los que se inoculó en enero de 2021, analizando la respuesta del sistema inmunitario y los principales efectos secundarios.

Los resultados analizaron la neutralización del virus frente a la variante original y mostraron una ligera pero estadísticamente significativa disminución de la respuesta de anticuerpos para las variantes alfa y beta. La dominante en Rusia es ahora la variante delta.

Rusia ya ha dicho que investigaciones posteriores mostraron que Sputnik Light demostró una eficacia del 70% contra la variante delta tres meses después de la inyección.

"Sputnik Light podría considerarse no solo para la vacunación primaria, sino que también podría ser útil como herramienta eficaz para la revacunación o vacunación posterior tras una infección previa por COVID-19", dice el estudio.

La semana pasada, el ministro de Sanidad, Mikhail Murashko, dijo que, ante la propagación de la variante delta, el ministerio recomendaba el uso de Sputnik Light únicamente para la revacunación.

El Kremlin dijo después que Sputnik Light era una vacuna autónoma contra el COVID-19, pero algunas regiones rusas informaron de que habían empezado a administrarla solo a personas con anticuerpos.

Sputnik Light fue aprobada para su uso clínico en Rusia el 6 de mayo basándose en resultado de ensayos publicados en The Lancet y Gamaleya ha iniciado un ensayo internacional de fase III controlado con placebo con 6.000 participantes.

"Creemos que la vacuna Sputnik Light podría contribuir a acelerar el ritmo de la vacunación en Rusia, así como en otros países que carecen de un suministro suficiente de vacunas", escribieron los científicos.

(Reporte de Polina Nikolskaya; Edición de Mark Trevelyan y Peter Graff; traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.