Sputnik Light: un estudio sobre la eficacia de la vacuna fue publicado en la revista científica The Lancet

·2  min de lectura
La Sputnik Light consta del primer componente de la Sputnik V
La Sputnik Light consta del primer componente de la Sputnik V

Un nuevo estudio realizado por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya sobre la eficacia de la Sputnik Light frente a la variante delta fue publicado ayer en la revista científica The Lancet.

El estudio de fase 1/2 sobre seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de la vacuna Sputnik Light, que se llevó a cabo en 110 voluntarios con buena salud de entre 18 y 59 años, mostró que la vacuna induce una fuerte respuesta inmunitaria humoral y celular tanto en los grupos seronegativos como seropositivos, de acuerdo con los autores. La mayoría de las reacciones adversas observadas durante el estudio fueron leves o moderadas. No se detectaron eventos adversos graves.

La Sputnik Light es el primer componente —adenovirus recombinante humano del serotipo 26 (Ad26)— de la vacuna Sputnik V, que fue la primera vacuna registrada en el mundo contra el coronavirus y se utiliza en más de 15 países, y se encuentra en proceso de autorización en otros 30.

Según el Centro Gamaleya, Sputnik Light es una vacuna muy eficaz cuando se usa tanto de forma independiente como aplicada como refuerzo. Además de los rusos, otros socios internacionales del país que conduce Vladimir Putin empezarán a producir la vacuna, como es el caso de India, China, Corea del Sur, Vietnam, México, Argentina, Serbia y Turquía, entre otros.

Empieza la aplicación de terceras dosis contra el Covid: qué vacunas se usarán

Según otro estudio que se llevó a cabo en Rusia y que difundió semanas atrás el Centro Gamaleya, basados en este caso en datos de 28.000 ciudadanos rusos, la vacuna Sputnik Light, administrada de forma independiente, demostró una eficacia del 70% contra la variante delta del coronavirus durante los primeros tres meses después de la vacunación. Además, informaron que la vacuna tiene una eficacia del 75% en sujetos menores de 60 años.

Si la Sputnik Light se utiliza como refuerzo para otras vacunas, según el mismo estudio, el nivel de protección será cercano a los índices de eficacia del esquema completo de Sputnik V frente a dicha variante: más del 83% contra la infección y más del 94% contra la hospitalización.

“La variante delta del coronavirus constituye una de las cepas más extendidas y peligrosas. El análisis de datos llevado a cabo por el Centro Gamaleya demuestra que Sputnik Light mantiene altos índices de protección durante varios meses después de la vacunación. Los resultados obtenidos superan significativamente a los de otros fármacos publicados anteriormente en la prensa científica. La Sputnik Light es una buena solución para países con un bajo nivel de vacunación de la población, debido a su esquema de un componente, y también se puede utilizar con éxito como inyección de refuerzo para mantener la inmunidad existente en la población”, indicó Denis Logunov, director adjunto de investigación del Centro Gamaleya, en la conferencia que brindaron el 13 de octubre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.