SpaceX: después de tres intentos, se estrelló otro cohete de Elon Musk

·2  min de lectura
Esta captura realizada a partir de la transmisión en vivo de SpaceX, muestra el Starship SN11 mientras se elevaba sobre Texas el 30 de marzo de 2021, después de un retraso de 24 horas en el despegue
Esta captura realizada a partir de la transmisión en vivo de SpaceX, muestra el Starship SN11 mientras se elevaba sobre Texas el 30 de marzo de 2021, después de un retraso de 24 horas en el despegue

Después de tres intentos sin éxito, el nuevo prototipo del cohete Starship de SpaceX volvió a estrellarse el martes durante su cuarta prueba, según confirmó en Twitter el fundador de la empresa, Elon Musk.

“Ocurrió algo importante”, escribió sobre el momento de descenso del cohete. “Deberíamos saber qué fue en cuanto podamos examinar los fragmentos más tarde durante el día”, afirmó Musk, que añadió bromeando: “Al menos, el cráter está en el lugar correcto!”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El cohete SN11 fue lanzado desde las instalaciones de la compañía en el sur de Texas, Estados Unidos, alrededor de las 13 y comenzó su ascenso de 10 kilómetros, cuando experimentó algunos fallos de video.

Estaba bajando a la superficie cuando la señal de video volvió a perderse.

“Perdimos el reloj en T más cinco minutos, 49 segundos”, afirmó el locutor de SpaceX John Insprucker, refiriéndose a la cantidad de tiempo transcurrida desde el despegue. “Parece que tuvimos otro emocionante test del Starship Number 11”, añadió secamente.

SN11 es el undécimo prototipo de Starship, que SpaceX espera que sea capaz de volar algún día en misiones tripuladas a la Luna, Marte y más allá.

Esta captura realizada a partir de la transmisión en vivo de SpaceX, muestra el Starship SN11 mientras se elevaba sobre Texas el 30 de marzo de 2021, después de un retraso de 24 horas en el despegue
Esta captura realizada a partir de la transmisión en vivo de SpaceX, muestra el Starship SN11 mientras se elevaba sobre Texas el 30 de marzo de 2021, después de un retraso de 24 horas en el despegue


Esta captura realizada a partir de la transmisión en vivo de SpaceX, muestra el Starship SN11 mientras se elevaba sobre Texas el 30 de marzo de 2021, después de un retraso de 24 horas en el despegue

Fue, además, el cuarto cohete que en realizar una prueba de vuelo que trataba de regresar al suelo para un aterrizaje vertical suave.

El SN8 y SN9, que se lanzaron en diciembre y febrero respectivamente, se estrellaron al aterrizar y explotaron, mientras que el SN10 logró aterrizar con éxito pero explotó pocos minutos después de la prueba el 3 de marzo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pese a estos fracasos, los analistas consideran que SpaceX está recogiendo datos muy valiosos que podrán ayudar a acelerar el desarrollo de su programa espacial.

Con el tiempo, SpaceX planea combinar la nave Starship con un cohete Super Heavy, creando un equipo totalmente reutilizable.

Esta versión final tendrá una altura de 120 metros y podrá transportar 100 toneladas métricas a la órbita de la Tierra, el vehículo de lanzamiento más poderoso jamás desarrollado.

Agencia AFP