Después de SpaceX, Blue Origin también llevará astronautas a la Luna

·4  min de lectura
Ilustración difundida por la empresa Blue Origin de su módulo de alunizaje, bautizado Blue Moon, seleccionado por la NASA para la misión lunar Artemis
Ilustración difundida por la empresa Blue Origin de su módulo de alunizaje, bautizado Blue Moon, seleccionado por la NASA para la misión lunar Artemis

Dos años después de otorgar un primer contrato a SpaceX, la NASA anunció el viernes que eligió a la compañía espacial estadounidense Blue Origin para construir un segundo sistema de alunizaje, destinado a transportar astronautas a la superficie de la Luna.

El módulo de alunizaje fue seleccionado para la misión Artemis 5, que tendrá lugar en 2029. Primero tendrá que demostrar su seguridad posándose en la Luna sin tripulación.

El multimillonario Jeff Bezos, fundador de Blue Origin, dijo el viernes en Twitter que era "un honor ser parte de este viaje con la NASA".

El contrato tiene un valor de 3.400 millones de dólares, pero John Couluris, vicepresidente de transporte lunar de Blue Origin, dijo en una conferencia de prensa que la empresa contribuiría "bastante más allá" de esa cantidad para desarrollar la nave.

Artemis es el programa de la agencia espacial estadounidense de regreso a la Luna, que consiste en varias misiones de dificultad creciente.

Comenzó con la misión Artemis 1, que envió una nave espacial alrededor de la Luna en noviembre de 2022, sin tripulación.

La misión Artemis 2 enviará cuatro astronautas alrededor de la Luna en el otoño boreal de 2024, sin llegar a alunizar. Recientemente se reveló la identidad de los afortunados elegidos, tres estadounidenses y un canadiense.

Artemis 3 será entonces la primera misión que lleve astronautas a la superficie lunar desde 1972. Está oficialmente programada para fines de 2025, un cronograma que se cree que no se cumplirá.

Las siguientes dos misiones, Artemis 4 (en 2028) y Artemis 5 (en 2029), también aterrizarán en la Luna, pero primero pasarán por una nueva estación espacial en órbita lunar, Gateway, que aún no existe.

- Competencia -

En 2021, la NASA eligió a SpaceX para construir el módulo de alunizaje de Artemis 3. El contrato fue de 2.900 millones de dólares, aunque SpaceX contribuye con fondos por encima de ese monto.

Blue Origin, que también competía por este primer contrato, demandó a la NASA, acusándola de haber elegido una sola empresa para esta misión y no dos como había insinuado, una práctica comúnmente utilizada para tener un plan B en caso de falla. La demanda finalmente fue desestimada.

En 2022, SpaceX volvió a ser elegida por la NASA, esta vez para encargarse del módulo de alunizaje de la misión Artemis 4.

Al mismo tiempo, la agencia estadounidense llamó a licitación a otras empresas para el resto del programa.

"Queremos más competencia. Queremos dos módulos de alunizaje", afirmó el viernes el jefe de la NASA, Bill Nelson. "Así se tiene más confiabilidad y una alternativa de respaldo", agregó.

El módulo de alunizaje de Blue Origin, denominado Blue Moon, tendrá 16 metros de altura y pesará 45 toneladas cuando se llene de combustible (hidrógeno líquido y oxígeno).

Varias empresas son socias en el proyecto: Boeing, Draper, Astrobotic, Honeybee Robotics y Lockheed Martin.

Esta última se encargará de desarrollar un elemento crucial de la misión. Una vez en la órbita lunar, Blue Moon deberá reabastecerse de combustible antes de poder descender y remontar a los astronautas desde la superficie de la Luna.

Lockheed Martin debe desarrollar una especie de transbordador, capaz de repostar Blue Moon alrededor de la Luna.

Blue Origin planea usar su cohete New Glenn, que nunca ha volado antes, para lanzar tanto su módulo de alunizaje como este transbordador.

- Preludio para Marte -

Los astronautas viajarán a bordo de la cápsula Orión, impulsada a la Luna gracias al nuevo megacohete SLS de la NASA.

Estos dos elementos se probaron vacíos durante Artemis 1 y se probarán con tripulación durante Artemis 2.

Para Artemis 3, Orión se acoplará directamente al módulo de alunizaje de SpaceX. Dos astronautas descenderán luego a la Luna durante aproximadamente una semana (otros dos permanecerán a bordo de Orión).

Una vez que terminen sus experimentos, los dos astronautas regresarán en el módulo de alunizaje a Orión, que traerá a los cuatro miembros de la tripulación de regreso a la Tierra.

Posteriormente, Orión se conectará a la estación espacial Gateway y los astronautas la atravesarán antes de abordar el módulo de alunizaje de SpaceX (Artemis 4), o de Blue Origin (Artemis 5).

Todas estas misiones tienen como objetivo el polo sur de la Luna, donde se ha detectado agua en forma de hielo.

El módulo de alunizaje de SpaceX será una versión modificada de su nave espacial Starship, actualmente en desarrollo en Texas. En abril, explotó en vuelo durante una primera prueba importante.

El objetivo del programa Artemis es aprender a vivir en la Luna para probar todas las tecnologías necesarias para un destino aún más arriesgado: Marte.

la/cha/ad/ll