"De nosotros yo soy el más joven: tengo 72", los cubanos comienzan a votar

·3  min de lectura

La Habana, 26 mar (EFE).- Un grupo de personas mayores conversa afuera de un colegio electoral de La Habana. Según discuten, la afluencia ha sido alta, y la media de edad del votante ha bajado "un poco": "De nosotros yo soy el más joven", bromea un hombre de 72 años conocido en el barrio como Samada.

Unos 8 millones de cubanos están llamados a votar este domingo para renovar la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP, Parlamento unicameral).

Hay 470 candidatos para el mismo número de asientos y ninguno de la oposición. Prácticamente todos son militantes del Partido Comunista o de organizaciones afines al Gobierno. Tampoco hay observadores internacionales.

Los primeros en presentarse en las urnas fueron personas de la tercera edad, según pudo constatar EFE tras un recorrido realizado en cuatro colegios de la capital cubana en las primeras horas de la mañana.

A falta de encuestas, la incógnita de la jornada será la participación -en las municipales de noviembre, la abstención registró un récord histórico del 31 %-, en especial la de la juventud, donde más cala la desafección.

A unos metros del colegio en el que Samada intercambió impresiones con sus amigos, un hombre en motocicleta eléctrica se detiene frente a la reja que da con el parqueo de un centro comercial que cobra en divisas.

"¿Está cerrado?", le pregunta a un revendedor que se protege del intenso sol habanero. "Sí, mi hermano, todas (las tiendas)... dicen que por las votaciones", le contesta.

En un intento para promover el voto, todos los establecimientos en moneda extranjera (conocidas como MLC, las mejores surtidas en Cuba) no abrieron este domingo.

"NO CONOZCO A LOS CANDIDATOS"

En otro punto de La Habana, Yaritza, enfermera de 42 años, ayuda a su madre, Rafaela, de 67, a bajar las escaleras del colegio en el que ambas votaron.

"No conocemos a todos los candidatos, pero votamos por la revolución", le cuenta la sexagenaria a EFE.

Ambas son simpatizantes del Gobierno de Miguel Díaz-Canel, quien, se prevé que sea reelegido por el Parlamento para un segundo mandato de cinco años.

Yaritza y Rafaela también creen que la afluencia ha crecido con respecto a las municipales y aseguran que sí han visto jóvenes, aunque no haya ninguno ni dentro ni fuera del colegio.

"La mayoría está durmiendo porque es domingo y salieron el sábado", dice Yaritza. Su madre agrega, en un tono más crítico: "Hay algunos más remolones (perezosos)".

"NO HAY MILITARES"

En un colegio del municipio capitalino de Playa tampoco hay jóvenes a la vista.

Para Ricardo Fernández, presidente de la mesa, este fenómeno es una cuestión demográfica, y no por apatía o desafección generacional : "Hay un envejecimiento (...) el mundo se reproduce menos cada día y la pirámide (poblacional) se invierte", cuenta a EFE.

En Cuba, el 20 % de los cubanos está por encima de los 60 años, según cifras oficiales. Y los jóvenes encabezan la ola migratoria que salió del país. Solo en 2022 el éxodo representó el 3 % de la población total.

El presidente de la mesa subraya la "voluntad" y las "sonrisas" de las personas mayores que se presentaron en la mañana. "La gente quiere hacer lo que le toca, aunque tenga 90 años", destaca.

Asimismo, Fernández defiende la legitimidad de las elecciones en Cuba, a su juicio mejores que en otras naciones: "Aquí no hay nadie obligado. No hay ningún militar (custodiando el colegio)".

Juan Carlos Espinosa

(c) Agencia EFE