Souza prefirió cuidar su salud mental que denunciar abuso que vivió

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 9 (EL UNIVERSAL).- Cuando Karla Souza sufrió de abuso sexual en el 2018 ella no quiso realizar una denuncia en contra de su agresor, ya que su prioridad siempre fue cuidar su salud mental y no quiso poner su personaje en peligro.

"Siempre fue mi motivo alzar la voz para sanar, hay gente que alza la voz para llevarlo a la vía penal, pero es muy importante que entendamos que las sobreviviente no en todos los casos son para llevar a las vía penal, algunos casos son para sanar socialmente, para hablarlo, para nombrarlo".

La actriz quien está por estrenar la película "La caída" este 11 de noviembre por Prime Video comentó que hay muchas veces en que los casos hay impunidad y que las leyes no están para las sobrevivientes, además aclaró por qué en su momento prefirió no demandar el abuso, que aunque nunca dio el nombre del agresor, en un comunicado de Televisa se dijo que fue Gustavo Loza.

"Muchas veces la gente lo vio como un silencio o como una debilidad, para mí era mucho más importante cuidarme a mí, mi salud mental, mi persona, mi familia", señaló en entrevista con los medios.

Souza está consciente de que hoy en día se violenta mucho a las sobrevivientes, cree que ahora lo más esperanzador que vio en la reciente edición del Festival Internacional de Cine de Morelia fue que se está creando un clima seguro para que mujeres y hombres puedan alzar la voz y nombrar lo que sucede.

---De qué va su nueva cinta

Respecto a la cinta "La caída" de Lucía Puenzo informó que la idea le surgió a partir de que en agosto del 2012 leyó un reportaje acerca de la temática del largometraje, que es acerca del abuso sexual que se vive en los deportes.

"De ahí empecé a escribir el argumento y después invité a varias personas para ser parte del proyecto y se logró concretizar, después de seis años logré traer a Lucía Puenzo para ponerle su sello al guión y tener el financiamiento para filmarla.

"Somos el 70 por ciento de las mujeres que hemos sobrevivido a algún tipo de violencia en México, son 11 las mujeres que se matan a diario por el simple hecho de ser mujeres, entonces (hay) abuso de poder, emocional, sexual, la forma más dramática sería el feminicidio".

Afirmó que son cosas que como sociedad se debería de empezar a identificar para poder prevenir y es una labor de todos, para que más gente pueda hablar, pues muchas mujeres temen perder su vida.

"Somos nosotros los que debemos crear un clima para que ellas puedan alzar la voz y nombrar lo que deberían de decir, pero nunca pediría que alguien alce la voz si eso significa que la van a matar".