"Sound of metal", la cinta con sonidos hechos en México

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 18 (EL UNIVERSAL).- "Sound of metal" es la película con la que este año tres mexicanos buscan hacer historia en los premios Oscar.

La cinta dirigida por Darius Marder sigue a Ruben (Riz Ahmed), un baterista que comienza a perder la audición.

Es precisamente el sonido uno de los puntos que más ha aplaudido la crítica y que le valieron su nominación por Mejor Sonido a un equipo que integran los tres mexicanos Carlos Cortés, Jaime Baksht y Michelle Couttolenc, así como Nicolas Becker y Phillip Bladh.

EL UNIVERSAL platicó con los mexicanos para conocer sus reacciones de llegar al que se considera como el máximo galardón para el cine. La especialista en sonido Michelle Couttolenc se decía nerviosa, pero también emocionada por imaginarse en la premiación.

"Es algo increíble, no me lo esperaba.

"Me han escrito para decirme que qué padre que haya una mujer haciendo sonido. Sí se puede, hay que hacer lo que nos apasiona, especializarse y hacerlo y tener paciencia y compromiso", señalaba.

Pero en la entrega que realiza la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, integrada por más de 9 mil miembros, y que tendrá lugar el próximo 25 de abril, "Sound of metal" está nominada en varias de las categorías principales además del sonido:

Mejor actor para Riz Ahmed, Paul Raci por Actor de reparto, Edición para Mikkel E. G. Nielsen, guión original donde están nominados Darius Marder y Abraham Marder como guionistas y Darius Marder y Derek Cianfrance por la historia y el máximo premio que es a Mejor película donde ganarían los productores Bert Hamelinck y Sacha Ben Harroche.

Al respecto de su nominación Michelle destacó que cada vez más mujeres reciban reconocimiento en el séptimo arte como este año sucedió en los Globos de Oro y Oscar con más directoras nominadas.

"Poco a poco ahí va, la verdad me gustaría que fuera mucho más rápido, pero supongo que es un proceso que hay que ir haciendo y cada una poniendo un ladrillito para que sea más igualitario todo", señaló.

"(Hay que) tener confianza también en nosotras porque de repente hace falta más eso, que tengamos confianza hacia nosotras mismas. Tal vez alguien con un poco menos de conocimientos se la aventaría más libremente y una chava dudaría más, pero no, hay que aventarse".

Michelle ha trabajado en el sonido de películas como "Ya no estoy aquí" y "El laberinto del fauno"; al respecto señaló el papel que tiene su especialidad:

"Muchas veces dicen que el cine es la mitad visual y la otra mitad sonido y a veces dejan un poco de lado al sonido, pero en realidad también es bien importante y sí hay que considerarlo y cuidarlo y realmente te puede emocionar y llevar a muchos lados".