Sospechosa de lanzar hombre al metro de NY ríe

NUEVA YORK (AP) — Una mujer aparentemente hispana, acusada de matar a un hombre al empujarlo frente a un tren del metro porque ella creía que él era musulmán, rió y sonrió durante una audiencia judicial donde se ordenó que sea sometida a un examen de salud mental.

Erika Menéndez, de 31 años, fue acusada de homicidio agravado por intolerancia racial el sábado por la noche. Ella misma le dijo a la Policía que lanzó espontáneamente a Sunando Sen, informaron los fiscales. Menéndez permanece detenida sin derecho a fianza.

"No hubo una razón en particular. Sólo lo empujé delante del tren porque pensé que sería genial", dijo, citada por la fiscalía de distrito del barrio neoyorquino de Queens.

Ella echó a reír con tanta estridencia durante su comparecencia en el tribunal penal de Queens que la jueza Gia Morris le dijo al abogado defensor: "Usted tendrá que hacer que su cliente deje de reír".

El abogado defensor Dietrich Epperson dijo que el comportamiento de la mujer en el tribunal no fue diferente de su forma previa de actuar. Agregó que su cliente no creía realmente que el procedimiento judicial fuese divertido, de acuerdo con el diario Newsday.

The Associated Press hizo una llamada a Epperson el domingo en busca de declaraciones, pero no fue respondida de inmediato.

La fiscalía de Queens dijo que ella empujó fatalmente a Sen, un inmigrante de India de 46 años de edad, porque ella culpaba a los musulmanes, los hindúes y los egipcios de estar detrás de los ataques del 11 de septiembre de 2001 y pensaba que el hombre era uno de ellos.

"Empujé a un musulmán a las vías del tren porque odio a los hindúes y musulmanes desde 2001, cuando derribaron las torres gemelas. Les he dado duro", dijo Menéndez a la Policía, de acuerdo con la fiscalía federal.

Sen fue arrollado por un tren en marcha en una estación de Queens el jueves por la noche. Los amigos y compañeros de trabajo de Sen dijeron que él era nativo de Calcuta, que vivía en Queens desde hacía décadas y que era dueño de un negocio de fotocopias.

Menéndez admitió haber empujado a Sen por la espalda, dijeron las autoridades. Fue arrestada después que un transeúnte la vio en la calle y pensó que se parecía a la mujer que vio en un video de seguridad difundido por la Policía.

Sunando murió arrollado por el tren de la línea siete, que conecta Queens con Manhattan, en la estación elevada de 40th Street/St-Lowry Street, en el barrio neoyorquino de Queens.

Sen fue el segundo usuario que pierde la vida de una manera horripilante en diciembre en una estación del metro de Nueva York. Un ciudadano coreano, Ki-Suck Han, murió en una estación del centro de Manhattan el 3 de diciembre tras ser empujado por un indigente al paso del convoy.

La próxima comparecencia judicial de Menéndez fue programada para el 14 de enero.

Si Menéndez es declarada culpable, podría ser sentenciada a una pena que va de 25 años de cárcel a cadena perpetua.

___

La periodista de The Associated Press, Karen Matthews, contribuyó a este despacho.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK