Sorteo se pospone ante dudas sobre Djokovic en Australia

·2  min de lectura
AUSTRALIA-DJOKOVIC (AP)
AUSTRALIA-DJOKOVIC (AP)

El sorteo para definir el cuadro del Abierto de Australia se pospuso de manera indefinida el jueves, en medio de la incertidumbre sobre el estatus de la visa de Novak Djokovic.

Estaba previsto que el sorteo para definir las llaves individuales de hombres y mujeres en el primer major del año se llevara a cabo a las 3 de la tarde de Melbourne Sin embargo, un miembro de la organización del torneo habló ante los periodistas que aguardaban la ceremonia y les dijo que ésta se había aplazado hasta nuevo aviso, sin dar más explicaciones.

El Abierto de Australia comienza el lunes.

Djokovic ha reconocido que su declaración para viajar a Australia contenía información incorrecta, mientras el gobierno de este país se acercaba el jueves a una decisión sobre si deportará al astro serbio, quien no está vacunado contra el COVID-19.

El tenista número uno del escalafón mundial llegó a Melbourne desde la semana pasada, pero poco después, se le canceló la visa, a raíz de que las autoridades cuestionaron si era válida una exención que se le había otorgado para no presentar una prueba de que se le vacunó.

Djokovic ganó después una batalla legal por asuntos de procedimiento, y consiguió quedarse en el país. Pero enfrenta todavía el riesgo de ser deportado, una decisión que queda totalmente a discreción del ministro australiano de inmigración Alex Hawke, si considera que ello es lo mejor por motivos de salud y seguridad que apoyen el interés público.

Hawke ha sopesado el asunto desde el lunes, cuando un juez restituyó la visa de Djokovic.

El viceprimer ministro Barnaby Joyce dijo que la mayoría de los australianos desaprueba que Djokovic, nueve veces campeón en Australia, haya acudido a Melbourne con el objetivo de revalidar su cetro, violando las estrictas reglas de cuarentena impuestas durante la pandemia.

“La mayoría de nosotros pensamos que, en vista de que el señor Djokovic no se ha vacunado dos veces, debería pedírsele que se marche”, dijo Joyce el jueves al canal televisivo Nine Network. “Bueno, ése era nuestro punto de vista, pero no fue el punto de vista de la corte.

“A la gran mayoría de los australianos no nos gusta la idea de que otro individuo, sea tenista o no... o sea el rey de España o la reina de Inglaterra pueda venir acá y quedar sujeto a una serie de reglas diferentes a las que rigen a todos los demás”, añadió Joyce.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.