El sorpresivo insulto de Filipinas por el avance de China en Asia

·2  min de lectura
En esta fotografía del 25 de abril de 2021, el personal de la Guardia Costera de Filipinas (PCG) realiza ejercicios marítimos cerca de la isla Thitu en el disputado Mar de China Meridional
En esta fotografía del 25 de abril de 2021, el personal de la Guardia Costera de Filipinas (PCG) realiza ejercicios marítimos cerca de la isla Thitu en el disputado Mar de China Meridional

El ministro de Relaciones Exteriores de Filipinas exigió el lunes en un mensaje de Twitter lleno de insultos que los barcos de China salgan de las aguas en disputa, el último intercambio de una guerra de palabras con Pekín sobre el Mar de China Meridional.

”China, amiga mía, ¿cómo puedo decirlo educadamente? Déjame pensar... O... LÁRGATE DE UNA PUTA VEZ”, tuiteó Teodoro Locsin.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La última disputa entre Manila y Pekín por estas aguas ricas en recursos, que China reclama casi en su totalidad, estalló en marzo, después de que cientos de barcos chinos fueran vistos dentro de la Zona Económica Exclusiva de Filipinas.

China rechaza los llamamientos de Filipinas para que retire los barcos y las tensiones se intensificaron a medida que Manila aumenta sus patrullas marítimas en la zona.

México. Video: así fue el momento en el que un tren cayó y dejó 23 muertos

Locsin utiliza con frecuencia este tipo de lenguaje en Twitter y defendió su último arrebato diciendo que “el lenguaje diplomático habitual no consigue nada”.

A raíz de este mensaje, el ministerio de Relaciones Exteriores chino afirmó que la “diplomacia a gritos” iba a “socavar la confianza mutua” entre los países e instó al responsable filipino a seguir los códigos diplomáticos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El Departamento de Relaciones Exteriores de Filipinas acusa a los guardacostas chinos de “acciones beligerantes” contra los barcos filipinos que participaban en ejercicios marítimos cerca del disputado atolón de Scarborough.

El Scarborough, controlado por China, es uno de los caladeros más ricos de la región y fuente de tensiones entre los dos países, que tienen reivindicaciones territoriales rivales.

Agencia Reuters