Sorpresa, malestar y apoyos en Juntos por el Cambio por el pedido de asilo político de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón

·5  min de lectura
Vidal, entre Macri y Carrió, no puede disimular su tristeza, anoche, en Costa Salguero
Fabián Marelli

La decisión de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón de pedir asilo político en Uruguay, avivó las tensiones en Juntos por el Cambio. La maniobra del exasesor de Mauricio Macri en temas judiciales, quien aseguró que se siente perseguido por la Justicia argentina y advirtió que no volverá al país porque teme ir preso, provocó ruidos internos y un fuerte malestar en un sector de la coalición opositora.

En las filas de Pro y en la UCR hubo sorpresa y reproches por la actitud del parlamentario del Mercosur. En cambio, la líder de la CC, Elisa Carrió, lo defendió: “Están buscando un preso”, le dijo al diario Clarín.

Tras el pedido de captura, Rodríguez Simón se presentó ante un juez en Montevideo y pidió refugio

Por su parte, Macri aseguró ayer que no compartía la postura de su exasesor, aunque advirtió que Rodríguez Simón es víctima de una “persecución”. “Me sorprendió, no estoy de acuerdo, pero lo entiendo”, sostuvo el expresidente en una entrevista que concedió al diario La Voz del Interior, antes de la presentación de su libro Primer Tiempo en Córdoba.

Antes de pedir asilo como refugiado político en Uruguay, Rodríguez Simón se comunicó con Macri, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y Carrió. También llamó a la titular de Pro, Patricia Bullrich.

Pepín Rodríguez Simón
Flicker


Pepín Rodríguez Simón (Flicker/)

El abogado había sido citado el 17 de junio a declaración indagatoria por la jueza María Romilda Servini de Cubría en la causa por las supuestas presiones sobre los empresarios kirchneristas Cristóbal López y Fabián de Sousa, para que su canal apoye a la gestión de Cambiemos. En este expediente, López y De Sousa, patrocinado por Carlos Beraldi, son los querellantes. Ayer, la jueza Servini pidió la captura internacional de “Pepín” y lo declaró en rebeldía.

“A esta causa la inventó López y De Sousa para intentar hacer pasar como culpables a gente de mi gobierno por intentar recuperar los impuestos que indebidamente se quedó como agente de retención con su empresa de combustibles Oil Combustibles”, señaló Macri.

En esa línea, Carrió remarcó que “esta causa es muy grave porque los denunciantes son unos ladrones”. Y agregó: “Más allá de mis diferencias con Pepín en otras cosas o sus roles, perseguir a los que les hacen pagar impuestos a los ladrones carece de sentido”.

En tanto, cerca de Larreta aseguran que fue notificado por “Pepín” de que pediría asilo en Uruguay, pero que no avaló la jugada. En esa línea, la exgobernadora María Eugenia Vidal aclaró que no compartía la decisión del abogado. “Cualquiera que está acusado en una causa tiene derecho a definir su estrategia de defensa, pero también creo que todos tenemos que presentarnos a la Justicia cuando nos llaman”, aseguró en diálogo con LN+.

En la cúpula del partido fundado por Macri no entendían la maniobra de Rodríguez Simón. “Yo no lo hubiera hecho, se lo podría complicar más la situación”, planteó un afil de peso de Pro a este medio.

“No pueden ser una causa trascendente las reuniones de un grupo de asesores de presidencia”, apuntó Bullrich ante la consulta de LA NACION.

En la intimidad, referentes de la UCR también manifestaron su malestar con el exasesor judicial de Macri. “Me pareció mal lo que hizo”, admitió un cacique radical. Para Alfredo Cornejo, titular del partido, Rodríguez Simón tendría que sentarse ante la jueza Servini. “Debería presentarse ante la Justicia y defenderse en el marco de la Constitución y las leyes de procedimiento actuales”, sostuvo el diputado nacional y exgobernador de Mendoza ante la consulta de LA NACION.

“Avalarlo es un desatino”

Quien mostró un firme rechazo a la estrategia de “Pepín” fue el auditor general de la Nación Miguel Ángel Pichetto, quien acompañó a Macri en la fórmula presidencial en las elecciones de 2019. “Avalar lo de Rodríguez Simón es un desatino. Si creés que sos inocente, tenés que presentarte ante la Justicia. Si la causa es infundada, se va a caer”, apuntó el exsenador en diálogo con el canal A24.

Miguel Ángel Pichetto, en La Cornisa, por LN+
Miguel Ángel Pichetto, en La Cornisa, por LN+


“Avalar lo de Rodríguez Simón es un desatino", dijo Miguel Ángel Pichetto

Desde la fuerza de Carrió apuntaron contra López y De Sousa para respaldar de Rodríguez Simón. “Es increíble que estafadores de esa calaña y del negocio de los bingos y casinos se conviertan en querellantes de los que buscaron que al menos paguen impuestos”, subrayó Juan Manuel López, jefe del bloque de la CC en Diputados. Y lanzó: “Es deprimente, pero con el lobista de Cristóbal López en la presidencia de la Nación [por Alberto Fernández] todo es posible”.

Según consignó este medio días atrás, hay integrantes del conglomerado opositor que entienden que la decisión de “Pepín” podría ser perjudicial para las estrategias de defensa de exfuncionarios del macrismo que enfrentan causas en los tribunales.

En una carta, Rodríguez Simón aseguró que pidió “asilo como refugiado político en Uruguay, en los términos de la Convención de Ginebra de 1951 y otras normas internacionales complementarias”.

“Tengo temores fundados de que si lo hiciera sería privado indebidamente de mi libertad, con peligro para mi seguridad personal, en el marco de causas judiciales amañadas como pretexto para encarcelarme”, señaló.

Mauricio Macri: “No estoy de acuerdo con la decisión de Rodríguez Simón, pero lo entiendo”

Para el exasesor de Macri, López y De Sousa, con la “colaboración” del fiscal Guillermo Marijuan lo denunciaron por su “participación como asesor” del gobierno porteño para que el Hipódromo de Palermo y el Casino Flotante de Puerto Madero “pagaran el impuesto a los Ingresos Brutos que adeudaban desde 2003”.

“Mi detención, por ilegítima que fuera, permitiría que estos poderosos empresarios íntimamente vinculados al Gobierno repararan simbólicamente la impunidad que perdieron al pagar impuestos como cualquier”, apuntó.

Según Rodríguez Simón, la causa “está plagada de irregularidades procesales”. Además, dijo que no se le permitió ejercer su “derecho a defensa en juicio”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.