Sorpresa en Japón: encontraron un auto en el fondo del mar

LA NACION