Sorpresa y dudas de padres: empiezan los testeos semanales en las escuelas bonaerenses que no puedan cumplir con 90 centímetros de distancia en el aula

·4  min de lectura
Vuelta a clases en Mar del Plata
Mauro V. Rizzi

El 1° pasado todos los alumnos de la provincia de Buenos Aires retomaron la presencialidad plena. En algunos casos, los estudiantes no asistían con esa modalidad de clases desde abril de este año. Para permitir el regreso de las burbujas enteras a las aulas, el Consejo Federal de Educación aprobó el mes pasado una nueva “distancia admisible” que redujo el espacio entre pupitres de 1,5 metros a 90 centímetros o, incluso, hasta los 50. Pero, como en muchos establecimientos públicos y privados no tienen suficiente lugar físico para mantener ese espacio entre todos los alumnos, como estrategia de control se enviaron a esos establecimientos bonaerenses 245.000 tests de antígenos para la detección rápida del coronavirus. Esta medida también se replicará en otras provincias del país.

Segunda dosis: qué porcentaje de la población debería estar vacunada para hacerle frente a un posible rebrote de Covid-19

El nuevo lineamiento generó sorpresa entre las familias de los estudiantes y suscitó dudas que se reprodujeron en los chats de los padres y madres: “¿El hisopado es compulsivo?”, “¿le va a doler a mi hijo?”, “¿qué pasa si me rehúso a que lo sometan a un testeo?” y “¿por qué la provincia toma esta decisión?”, entre otras.

De hecho, el gobierno bonaerense pondrá en marcha la realización de las pruebas diagnósticas a finales de la semana próxima en las escuelas de nivel inicial, primario, secundario y educación especial. “Con el inicio de la etapa de presencialidad plena y cuidada que comenzó en septiembre, la estrategia, que había empezado con los trabajadores de la educación, se extenderá a estudiantes de aquellas escuelas donde la organización de las secciones de acuerdo a los nuevos parámetros no permita mantener una distancia de 90 centímetros entre estudiantes. Con este objetivo, la semana pasada comenzaron a distribuirse 245.000 tests de antígenos para la detección del coronavirus en los distritos de la provincia”, señalaron fuentes de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires (DGCE) en un comunicado.

Estos tests son de resultado inmediato y se hacen con un procedimiento no invasivo. Para ser aplicados en estudiantes se debe contar con el consentimiento firmado por la persona adulta responsable. El muestreo, que se hará una vez por semana, será aleatorio. Según la DGCE, no se modificará la trayectoria educativa de aquellos estudiantes que no estén autorizados por sus padres para ser hisopados.

“Ya se enviaron los tests a los distritos. Son voluntarios y deben ser autorizados por el adulto responsable. En el caso del nivel inicial lo que se hará es fortalecer la estrategia de testeo en los trabajadoras de la educación. Es un hisopo pequeño que se gira cinco veces en cada orificio nasal, no es un hisopado nasofaríngeo. No es invasivo y entrega un resultado inmediato”, agregaron desde la DGCE a LA NACION.

La estrategia de búsqueda activa de casos asintomáticos de Covid-19 en las escuelas estará a cargo de agentes sanitarios. Será complementaria a la política de vigilancia epidemiológica que lleva adelante el Ministerio de Salud a través de la red de diagnóstico bonaerense para el testeo y seguimiento de casos sospechosos en la población.

Las escuelas serán visitadas por un equipo de salud que realizará las pruebas y llevará a cabo las intervenciones sanitarias que correspondan en caso de que un resultado positivo.

“Por otra parte, esos establecimientos educativos deberán mantener la adecuada ventilación de las aulas, para lo cual será fundamental el uso de medidores de dióxido de carbono. También contarán con fondos del Ministerio de Educación de la Nación disponibles para adquirir tapabocas con la composición de capas y el ajuste adecuado, posibilitando una mayor protección a las y los estudiantes que lo requieran”, señalaron desde la DGCE.

Quiénes son las dos argentinas que fueron seleccionadas entre los 50 mejores maestros del mundo

Pedido

Martín Zurita, secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba), celebra la vuelta a las aulas, pero pide que los tests también sean entregados de forma gratuita a los establecimientos privados. “Venimos pidiendo el retorno a al presencialidad con el respeto a los protocolos ya que la evidencia científica lo respalda. Hoy celebramos que hayamos regresado a la presencialidad plena. Ahora la mayoría de las escuelas está dentro del marco de la excepcionalidad porque no pueden cumplir con el distanciamiento de 1,5 metros entre estudiantes, por eso uno de los requisitos son los testeos, nosotros solicitamos que los testeos sean para escuelas públicas y privadas ya que es un tema de vigilancia epidemiológica. Los medidores de dióxido de carbono que fue una medida muy importante, no fueron entregados a las escuelas privadas”, señala Zurita.

Desde la DGCE afirmaron que están “coordinando la estrategia para todas las escuelas donde la presencialidad plena implique que no se pueda cumplir con la distancia social de 90 centímetros”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.