Soria se reúne con mujeres fiscales para impulsar políticas de género en la Justicia

Hernán Cappiello
·5  min de lectura
Martín Soria, asumió hace 10 días como nuevo ministro de Justicia y buscar hacer cambios
Archivo

La primera reunión del flamante ministro de Justicia Martín Soria con la justicia federal será con mujeres. Unas 15 fiscalas nacionales y federales de todo el país se encontrarán con Soria de manera presencial y por zoom para plantear la incorporación de la agenda de género en la ley de Ministerio Público Fiscal que se discute en el Congreso y plantear cambios para superar el desequilibro de género entre los fiscales de todo el país.

Soria tomó la perspectiva de género como uno de sus temas de gestión en un encuentro con la ministra de las Mujeres, Género y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta para Criticar a los jueces federales y la Corte y forzar cambios en la organización del Poder Judicial.

Con la misma filosofía con la que el ministro del Interior Eduardo Wado de Pedro les advirtió públicamente a los jueces “si no cambian [en sus apreciaciones sobre temas de género], se van” el ministro usó este argumento para reclamar cambios.

La reunión provocó malestar en la Procuración General de la Nación, porque Soria viene reclamando la salida del Procurador interino Eduardo Casal con los peores modos y considera un “bochorno” su continuidad. Por eso un encuentro de este calibre, por fuera de la línea institucional, fue visto como un movimiento que busca vaciarlo de poder.

Las fiscalas federales de todo el país se sintieron convocadas por esta invitación pública de Soria, según dijo una de ellas a La Nacion, y se movilizaron para una reunión con el flamante ministro que lleva 10 días en el cargo. Hicieron circular una carta cuyo texto proporcionado a La Nacion por una de estas fiscalas, es el siguiente: “Las abajo firmantes, fiscalas federales y nacionales que integran el Ministerio Público Fiscal de la Nación, nos dirigimos a usted a fin de solicitar una audiencia pública a efectos de expresarle nuestra posición sobre el proyecto de reforma de la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal (Ley 27.148)”. Dijeron que advirtieron por los medios su “interés en los proyectos de ley sobre la reforma de justicia y en particular la de Ministerio Público, y por otro, la necesidad de abordar la reforma con perspectiva de género”.

Entre las que motorizaron el encuentro primero con contactos informales con el Ministerio y finalmente con la nota está la fiscal general de Santiago del Estero Indiana Garzón –que sonó como posible candidata a la Procuración-, la fiscal de juicio Gabriela Baigún, la fiscal de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta, entre otras.

Circularon entre las fiscalas federales y nacionales de todo el país la carta para sumarse a la convocatoria, pero se encontraron con algunas resistencias y desconfianzas. Algunas funcionarias prefirieron dejar los encuentros en manos de las instituciones que las representan como la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación (AFFUN), que pidió su propia reunión o la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) que dijo que iba a pedirle un encuentro al ministro.

Así y todo, las fiscalas reunieron la voluntad de unas 15 mujeres para el encuentro con el ministro. En la agenda llevan algunas propuestas sobre la ley de Ministerio Público Fiscal, para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que lo varones en la nueva norma. El texto que tiene media sanción en el Senado ya incorpora la perspectiva de género y el federalismo a la enumeración de los principios bajo los cuales debe ejercer sus funciones el Ministerio Público Fiscal y dispone que el Procurador deberá tener en cuenta estos principios al designar fiscales como de las procuradurías especializadas. Pero se quedó corto.

Las fiscalas y algunas juezas están muy activas en los chats de género donde se discuten políticas públicas, se analizan, critican y destrozan sentencias que no tiene perspectiva de género y se comparten experiencias personales de abusos, verbalizaciones humillaciones, acosos laborales y sexuales y conductas abusivas que sufrieron las mujeres a manos de sus colegas o superiores varones.

Hoy en el ministerio público hay 10 varones fiscales por una 1.5 mujeres, número que llega a 2 si se consideran a las auxiliares fiscales.

Fiscalas que hablaron con La Nacion insistieron en que esta agenda de género no está relacionada con la coyuntura política y el cambio de ministro, sino que es parte de una agenda propia que necesita ser incorporada a la gestión. Otras fiscalas, que prefirieron no asistir, entendieron que el encuentro más allá de estas buenas intenciones, es funcional a una política del Gobierno de avance sobre el Poder Judicial, bajo estas banderas.

Las fiscalas tienen un reclamo claro: que en los jurados de los concursos haya un 50 % de mujeres y que en los concursos hay un 50 % de mujeres. Entre las convocadas hay mujeres fiscalas desde Salta hasta Tierra del Fuego, que no se sienten representadas o no pertenecen a las asociaciones. Se invitó a todos, no dejó de llamarse a nadie, insisten las convocantes y cada una tuvo libertad de decidir si concurría o no.

El encuentro tiene dos finalidades específicas: hablar de perspectiva de género en la Justicia y en la ley de ministerio público fiscal.

Algunas de las fiscales que convocaron dijeron a La Nacion se sienten decepcionadas porque desde que asumió Alberto Fernández hace un año y medio no se produjeron ninguno de los cambios que esperaban ver en la Justicia. Y este encuentro, el primero del ministro con fiscalas nacionales federales va en este sentido.