Sondeos indican que Eslovenia elegirá el domingo su primera mujer presidenta

Vesna Bernardic

Zagreb, 10 nov (EFE).- La periodista y abogada Natasa Pirc Musar se perfila como ganadora en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales este domingo, en que las que se convertirá con toda probabilidad en la primera presidenta mujer de esta exrepública yugoslava, señalan las últimas encuestas.

De acuerdo con estos datos, la candidata independiente de 54 años obtendrá cerca del 60 % de los votos, mientras que su rival, el conservador exministro de Exteriores Anze Logar se hará con el 40 %.

En la primera ronda electoral, hace tres semanas, Logar había conseguido un 34 % de los votos, mientras que Pirc Musar obtuvo un 27 %.

El pequeño país alpino, de dos millones de habitantes, miembro de la Unión Europea (UE) y de la OTAN desde 2004, fue todo un ejemplo para una transición democrática, aunque entre 2020 y 2022 sufrió algunos retrocesos bajo el anterior primer ministro, el populista de derechas Janez Jansa.

Pirc Musar, una de las abogadas de mayor prestigio en su país, conocida experiodista y experta en cuestiones de transparencia, destaca que nunca fue miembro de ningún partido, a diferencia de su rival, que hizo su carrera a la sombra de Jansa.

"De Logar me diferencio porque soy partidaria del núcleo de Europa, que se construyó en base al imperio de la ley y el respeto de los derechos humanos fundamentales", asegura.

La candidata acusó en la campaña a Logar de haber alejado a Eslovenia de ese núcleo mientras fue ministro de Exteriores en el gobierno de Jansa, que perdió las elecciones este año y fue sucedido por un gobierno ecologista liberal liderado por Robert Golob.

Logar, de 46 años, también se ha presentado como "candidato independiente", distanciado de Jansa y del conservador Partido Demócrata Esloveno (SDS), aunque sigue siendo diputado de ese partido y ocupó altos cargos en los tres gobiernos de Jansa.

Con el eslogan electoral "Cooperemos por el futuro", se perfiló como un "unificador" lleno de comprensión hacia todos, como un "puente" en un país fuertemente dividido.

"Apuesto por el diálogo, soy alguien quien escucha y comprende también a aquellos que no me apoyan: la tolerancia es uno de mis promesas claves", no se cansó de asegurar.

El actual primer ministro, el liberal Robert Golob, que en abril de este año derrotó a Jansa con su Movimiento Libertad (GS), no cree en la independencia de Logar.

"Que el candidato de SDS se suba al palacio presidencial significaría devolver a Eslovenia a la época oscura de los dos últimos años", advirtió en la campaña.

El GS y los Socialdemócratas (SD), y su tercer socio, Izquierda (Levica), apoyaron a Pirc Musar después de que sus propios candidatos no pasaran a la segunda ronda.

Logar recibió en la campaña el apoyo explícito de su mentor Jansa, un estrecho aliado del primer ministro ultraderechista de Hungría, Viktor Orbán.

"Tenemos, por un lado los valores de la independencia y la constitucionalidad, y por el otro, los valores de los paraísos fiscales", dijo Jansa ante las elecciones del domingo.

Con ello se refirió al supuesto patriotismo que el SDS se adjudica, y, por el otro, a acusaciones de algunos medios de que el marido de Natasa Pirc Musar, un empresario multimillonario, se enriqueció de forma sospechosa durante la época de transición.

A pesar de haber registrado ciertos retrocesos en los índices de democracia en 2021, Eslovenia nunca dejó de ser una democracia consolidada.

Su economía sigue estable, con un crecimiento del 5,4 % en 2022 según previsiones de la Comisión Europea de julio, y un nivel de vida similar al de España. EFE

(c) Agencia EFE