Los sondeos impulsan la candidatura del bávaro Söder para la era post-Merkel

Agencia EFE
·2  min de lectura

Berlín, 16 abr (EFE).- Los sondeos favorecen claramente al líder bávaro, Markus Söder, en su aspiración de liderar a los conservadores alemanes en las próximas elecciones generales, en medio del pulso que mantiene con el centrista Armin Laschet para dirigir la era post-Angela Merkel.

La estrategia de Söder de buscar que se elija al candidato del bloque en función de sus opciones de éxito apuntalan sus intereses: un 63 % de los ciudadanos ven al jefe de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) capacitado para ser canciller; solo un 29 % apuestan por Laschet, su homólogo en la Unión Cristianodemócrata (CDU), según el último Politbarometer (barómetro político) difundido hoy por la televisión pública ZDF,

La pregunta es teórica, puesto que en Alemania no se elige a un canciller por voto directo, como ocurriría en un sistema presidencial; ese cometido corresponde al Parlamento emanado de las elecciones.

Sin embargo, en estos días se suceden los sondeos. El pulso entre Laschet y Söder se ha convertido en un duelo abierto entre dos líderes de formato y rumbo distintos.

Ambos anunciaron hace una semana su aspiración a liderar el bloque, a lo que siguió el respaldo claro de sus respectivos partidos. Una reunión del grupo parlamentario conservador del Bundestag (cámara baja) arrojó más apoyos a Söder de lo que cabría esperar teniendo en cuenta la correlación de fuerzas -la CDU tiene 200 escaños, mientras que la CSU apenas 46-. En la cúpula de la CDU aparecieron ya notables escisiones en su "respaldo" a Laschet, apunta "Der Spiegel".

Desde las elecciones regionales del pasado marzo en dos "Länder" (estados federados), en que la CDU cayó a mínimos históricos, se contempla como posible un relevo en el poder -los Verdes, segundos en intención de voto, avanzaron hasta colocarse seis puntos por debajo de la CDU/CSU-. La pérdida de votos sería aún mayor con Laschet en el liderazgo, según los sondeos, lo que significa una caída de escaños.

Tanto Söder como Lachet se han comprometido a presentar una solución consensuada rápida -lo que podría ocurrir este fin de semana. En caso de no ser así, en el grupo parlamentario se pretende resolver la cuestión con un voto entre los diputados del Bundestag en su reunión del próximo martes.

(c) Agencia EFE