Los sondeos electorales impulsan a Scholz, el socialdemócrata "merkeliano"

Berlín, 27 ago (EFE).- Los sondeos apuntan a un relevo en la Cancillería alemana a favor del ministro de Finanzas, Olaf Scholz, un socialdemócrata muy "merkeliano", cuya campaña juega a las afinidades respecto a Angela Merkel, pese a representar a la formación rival.

"Es un puesto muy arriesgado, en unos momentos muy difíciles. Pero que tanta gente me diga 'tú puedes' es de gran valor para mí", afirmó Scholz hoy, en un mitin desde el corazón de Berlín y a menos de un mes de las elecciones generales que marcarán el fin de la "era Merkel", el 26 de septiembre.

La lucha incesante contra la pandemia y los recursos movilizados para paliar los efectos de las devastadoras inundaciones del oeste del país son sus temas de campaña. Los enumera como parte de la coalición de la que es vicecanciller, pero determinado a que el siguiente esté "liderado por la socialdemocracia", el partido, dice, de la "justicia social", "del equilibrio" y de la "solidaridad".

Scholz busca más las similitudes hacia ésta que aristas hacia el rival político. Incluso juega a copiarle la "raute" -el rombo-, como se conoce el gesto más característico de la canciller, las manos juntas, formando esa figura.

Así aparece en una fotografía ya emblemática del suplemento del diario "Süddeutsche Zeitung". A la pregunta sobre sus "similitudes" con Merkel respondió, en tono irónico: "Para un hombre, nunca es malo ser comparado con una canciller exitoso". En esta campaña cuida la imagen de político serio, sin estridencias, acorde a la línea de la líder alemana.

Será el tercer ministro socialdemócrata de Merkel que lucha por la cancillería. En 2009 lo intentó el entonces titular de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier; le siguió en 2013 el de Finanzas, Peer Steinbrück.

Ambos se estrellaron. Pero al bloque conservador no le lidera ya en estas elecciones Merkel, que dejará el poder tras 16 años, invicta y con una muy alta valoración entre sus conciudadanos.

El candidato "natural" a sucederla sería el líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el centrista Armin Laschet, pero apenas un 25 % de los alemanes le ve capacitado para ser canciller, según el último "Politbarometer" de la televisión pública ZDF. Un 65 % considera a Scholz el mejor candidato.

El SPD, durante meses condenado a la tercera posición, está en ese sondeo empatado en un 22 % con los conservadores. Otra encuesta lo colocó esta semana por delante del bloque conservador, por primera vez desde 2006.

El impulso adoptado por Scholz ha contagiado a su correligionaria Franziska Giffey, exministra de la Familia y ahora candidata a la alcaldía de Berlín, cuyos comicios regionales se celebran también el 26 de septiembre. Los sondeos la sitúan en primera posición, con un 19 % de los votos, dos puntos por delante de la verde Bettina Jarasch, quien hasta hace poco lideró los pronósticos.

NERVIOSISMO CONSERVADOR

Laschet se impuso como candidato conservador pese a no estar entre los políticos mejor valorados del país. Libró entonces un duro pulso con el más carismático y derechista Markus Söder, líder de su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), pero cae semana a semana en los sondeos.

Como jefe de gobierno del "Land" de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país, tuvo una gestión errática frente a la pandemia. En plenas inundaciones, que se cebaron en su "Land", se viralizó un video donde aparecía riéndose en un acto de apoyo a los damnificados.

Merkel, que se había mostrado neutral en precampaña, salió hace una semana a respaldarlo en un primer mitin, mientras se suceden los mensajes de pánico -incluidos los de Söder- ante la perspectiva de pasar a la oposición.

DESPLOME VERDE

La campaña tampoco está favoreciendo a la verde Annalena Baerbock, cuya designación como candidata disparó los sondeos a su favor, hasta colocarla en primera posición. Varios errores o deslices la han hecho caer al tercer puesto -con pronósticos que oscilan entre el 20 y el 17 %-, mientras sube el Partido Liberal (FDP) que lidera Christian Lindner.

A los liberales se les considera claves para la formación del próximo Gobierno en Alemania, probablemente un tripartito liderado por Laschet o por Scholz y con los verdes como socio. Puede seguir subiendo como captador del voto conservador de quienes no consideran a su candidato capacitado para acceder a Merkel.

Gemma Casadevall

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.