Sonda Espacial "Gaia" ayudará a descifrar evolución de las estrellas

CIUDAD DE MÉXICO, junio 11 (EL UNIVERSAL).- La sonda espacial Gaia, que desde hace siete años se ha encargado de recabar la presencia de estrellas en la Vía Láctea, ya reúne un catálogo de más de 700 millones de astros, y astrónomos han desarrollado un mapa tridimensional para conocer su origen y evolución. La Agencia Espacial Europea (ESA) es la responsable de hacer funcionar a Gaia, dispositivo encargado de estudiar los cuerpos celestes que conforman al sistema solar a través de la recopilación de datos, informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en un comunicado.

Luis Aguilar Chiu, investigador del Instituto de Astronomía (IA) de esta misma institución, detalló que la sonda espacial permitirá analizar las estrellas en tres dimensiones, "será como ponernos unos lentes 3D para entender con mucha precisión la distancia de los cuerpos celestes". Agregó que Gaia "no produce imágenes, pero barre el cielo continuamente y mide posiciones de estrellas para conocer su ángulo de paralaje, que es el método más directo y preciso que tenemos los astrónomos para medir las distancias", y la describió como un tren constante de números.

Mediante un comunicado de la Máxima Casa de Estudios, el especialista del IA mencionó que la sonda envía los cálculos de los esferoides luminosos y los astrónomos, a través de programas computacionales especializados, realizan mediciones sobre los brillos y ángulos de paralaje de las estrellas, es decir, la diferencia entre sus posiciones, para así generar fotografías en 3D.

Aguilar Chiu expuso que para los expertos que estudian los cuerpos celestes es muy importante conocer la distancia de los objetos. "Sin la distancia conocemos el brillo aparente de las estrellas, pero no el brillo intrínseco. Conocemos su posición en la órbita celeste, pero no la posición tridimensional. Podemos, tal vez, medir el movimiento en el cielo, pero no la velocidad en tres dimensiones", precisó durante una videoconferencia universitaria.

Además, el especialista en dinámica estelar y galáctica ahondó en el catálogo de estrellas, que además de albergar más de 700 millones de luminosas, desarrolla las medidas astrométricas que determinan sus posiciones, distancias y movimientos, así como medidas fotométricas, con datos de la gradación de colores y velocidad radial.

Otra de las noblezas del mapa tridimensional de la Vía Láctea es que rastreará movimientos haciendo un mapa de sus movimientos, los que ayudarán a determinar el origen y la evolución de nuestra galaxia. "Este masivo censo estelar proporcionará los datos observacionales básicos para abordar un amplio rango de problemas importantes relacionados con el origen, estructura, evolución e historia de nuestra galaxia. Un gran número de cuásares, galaxias, planetas extrasolares y de cuerpos del Sistema Solar se podrán medir simultáneamente", comunicó la Universidad Nacional.