Con sonajas y humo, chamanes peruanos predicen el resultado de las elecciones

·2  min de lectura
Chamanes peruanos realizan ritual tradicional para vaticinar quién será el próximo presidente de Perú, en Lima.

Por Carlos Valdez

LIMA (Reuters) - Chamanes peruanos, con maracas, humo e imágenes de los dos candidatos presidenciales del país andino, intentaban ver el futuro antes de la polarizada segunda vuelta electoral del 6 de junio, que según los sondeos podría ser una contienda reñida.

En una ladera pedregosa de Lima, los chamanes quemaron incienso y tocaron instrumentos musicales con coloridos trajes tradicionales para predecir el ganador entre el candidato socialista Pedro Castillo y la conservadora Keiko Fujimori.

El voto podría inclinar a Perú, rico en cobre, hacia la izquierda, en medio de las promesas de Castillo de reescribir la Constitución y gravar mayores porciones de la riqueza minera. O podría anunciar el regreso de la controvertida familia Fujimori, que en su día dominó la política peruana, pero que se ha visto envuelta en escándalos de corrupción.

"Dos candidatos van a ir a las elecciones del domingo y se ha visualizado que el próximo presidente va a ser un varón, un hombre, porque hemos visto a los dos", dijo Walter Alarcón, un chamán indígena.

Los chamanes tenían fotos de los candidatos sobre las que echaban humo mientras agitaban maracas y soplaban un instrumento de viento tradicional conocido como pututo o caracola. Otros lanzaban pétalos de flores o pinchaban las fotos con espadas de metal.

No todos están de acuerdo en quién ganará. Los últimos sondeos han mostrado que Castillo empieza a ampliar de nuevo su ventaja, después de que ésta se haya reducido sustancialmente en el último mes.

"He visto que Keiko (Fujimori) es la persona que va a llegar al gobierno y si va a llegar tenemos que hacer que haga las cosas de la mejor manera y por eso estamos aquí haciendo ofrendas", dijo Ana María Simeón.

Juan de Dios, un chamán del norte de Perú, bastión de Castillo, dijo que apoya plenamente al candidato socialista, cuyo repentino ascenso ha asustado a los mercados y a algunos mineros, preocupados por un cambio brusco en la política del país.

"Hemos venido a sahumar con los cuatro elementos. (...) Hemos venido a levantar al señor Pedro Castillo, ya que muchas personas no lo quieren ver o no quieren que él gobierne el Perú", dijo De Dios. "Hemos venido a fortalecerlo con buenos vientos".

El chamán dijo que habían realizado un ritual con la planta Wachuma, que según él suele llamarse cactus de San Pedro y que se utiliza en la medicina tradicional andina.

"Es una planta sagrada y a través de nuestra visualización hemos podido ver que un caballero va a ser el presidente de Perú este 6 de junio", dijo.

(Escrito por Adam Jourdan; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)