Sigue sombra de paramilitares sobre exgeneral colombiano

BOGOTÁ (AP) — La Fiscalía General de Colombia pidió el martes la captura del exgeneral de la policía Mauricio Santoyo por el presunto delito de enriquecimiento ilícito tras una supuesta cooperación con grupos paramilitares.

La “medida de aseguramiento privativa de la libertad” de la Fiscalía puede interpretarse como una formalidad dado que Santoyo está actualmente detenido en Bogotá por señalamientos de lavado de activos. Santoyo, quien además de formar parte de la policía estuvo a cargo de Casa Presidencial durante la gestión del exmandatario Álvaro Uribe (2002-2010), ya estuvo preso en Estados Unidos por paramilitarismo.

En un comunicado, la Fiscalía señaló que tras recopilar material probatorio, un fiscal delegado ante la Corte Suprema definió su situación jurídica y le impuso la medida.

De acuerdo con la acusación, Santoyo utilizaba su rango policial al servicio de varios jefes paramilitares y les suministraba información confidencial para que no fueran capturados a cambio de dádivas.

“Por estos favores ilícitos, el general en retiro habría recibido en su momento más de 1.700 millones de pesos (unos 420 mil dólares)", señala la nota. "Es importante resaltar que los bienes del exoficial y núcleo familiar, y sus empresas, fueron objeto de medidas cautelares por parte de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio”.

En 2012 , Santoyo se presentó ante la Agencia Antidrogas Estadounidense (mejor conocida como DEA, por sus silgas en inglés) en Bogotá y fue extraditado. En diciembre de ese mismo año, una corte de Virginia lo condenó a 13 años de cárcel y una multa de 125 mil dólares (unos 230 millones de pesos) por haberse relacionado con grupos paramilitares en Colombia.

Tras llegar a un acuerdo con las autoridades estadounidenses por buen comportamiento, Santoyo fue liberado y volvió a Colombia en abril de 2019. A su regreso, dijo: “reconozco que me equivoqué, que cometí errores. Estoy muy arrepentido y respondo por ellos. Le pido perdón a mi familia por la difícil situación que están viviendo”.

El mismo año fue detenido por lavado de activos.