La sombra del 11M y el CNI vuelve a planear sobre el Gobierno de Aznar

·3  min de lectura
El expresidente del Gobierno José María Aznar en un acto reciente. (Photo By Cezaro De Luca/Europa Press via Getty Images)
El expresidente del Gobierno José María Aznar en un acto reciente. (Photo By Cezaro De Luca/Europa Press via Getty Images)

Han pasado ya 17 años desde los atentados que sacudieron Madrid, y España, en 2011. En otros tres, los delitos prescribirán sin conocerse quiénes fueron los autores intelectuales y financieros. Incógnitas que martirizan a muchos de los afectados. Pero en donde hay menos dudas es en el hecho de que aquellas imágenes del terror pudieron evitarse. Así lo estima, al menos, Alberto Saiz.

Quien fuera director del CNI desde 2004 a 2009, ha roto para la Sexta el tradicional secreto y discreción que se les presuponen a los jefes de los espías para detallar que desde el CNI se advirtió tres días antes de un posible atentando yihadista: "Desde noviembre de 2003 se mantuvieron reuniones regulares con la Comisaría de Información de la Policía Nacional y en noviembre el CNI le marca la línea de investigación más potente era el argelino Allekema Lamari -el jefe de la célula terrorista-, quien manifestó desde el principio sus ánimos de venganza contra España. Estas llamadas de atención sobre la peligrosidad de reprodujeron hasta días antes del atentado", ha reconocido Saiz al programa de 'La sexta' para lamentar que "la Policía no consideró nunca que esta información era valiosa y priorizó su propia información".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

¿Entonces qué es lo que falló? El exdirector del CNI pone los focos en el organigrama. "No había un sistema de coordinación y todo quedaba en manos de las decisiones personales de los responsables" del departamento". Aquí viene la gran pregunta: ¿Se pudieron evitar los atentados del 11M? "Se pudo hacer algo más si se hubiera hecho algo más en los previos, como el control e incluso detención de Lamari", desliza Saiz antes de afirmar que "si se hubiera conseguido aquello posiblemente el atentado no se hubiera producido con casi toda certeza porque él era un elemento principal dentro del grupo".

La entrevista de Saiz es un hecho sorprendente y casi histórico dado el secretismo que impera en España para la gran mayoría de asuntos de Estado. ¿Pero por qué Saiz lo ha roto? Por la versión que, todavía hoy en día, mantiene al respecto el expresidente del Gobierno, José María Aznar. El programa recuperó una entrevista al exdirigente del PP en la que sigue sosteniendo que ETA era la principal sospechosa para el CNI y la Policía, y Saiz salta como un resorte. "Me da pena y mucha tristeza. No iba a hablar de esto, pero el corte me motiva".

Es decir, después de 17 años viendo cómo Aznar ha sembrado de sospechas el trabajo de los profesionales de las Fuerzas de Seguridad y el CNI, Saiz se ha hartado para redirigir todas las sombras del asunto sobre el vallisoletano. "El CNI no podía saber quién había hecho el 11-M", ha señalado Saiz para afirmar acto y seguido que "el Gobierno de Aznar 'orientó' al CNI para señalar a ETA".

La teoría de la conspiración fue evidente a ojos de media España desde el primer momento. Pese a los intentos de algunos medios de comunicación por mantener viva esa llama, su castillo de naipes se empezó a venir abajo desde el primer momento. Lo sorprendente es que sea todo un exjefe del CNI quien haya decidido levantar la voz para redirigir todas las sospechas hacia quienes las lanzaron. El Gobierno al que los españoles desalojaron de Moncloa a las pocas horas de la farsa.

En vídeo | La lista de procesados por el 11M

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.