Tras la sombría última Navidad, Belén espera que este año sea mejor

·2  min de lectura
Turistas extranjeros visitan la Plaza del Pesebre y la Iglesia de la Natividad en Belén en la Cisjordania ocupada por Israel

Por Zainah El-Haroun

BELÉN, Cisjordania, 22 nov (Reuters) - El bajo flujo de turistas a veces apenas es suficiente para llenar un pesebre, mucho menos una posada, pero los palestinos en Belén tienen la esperanza que las cifras aumenten a un mes de la Navidad.

El año pasado, el tradicional lugar de nacimiento de Jesús quedó prácticamente cerrado por la pandemia, lo que causó estragos en la economía dependiente del turismo y llevó a algunos hoteleros a considerar la posibilidad de vender.

Pero este año Israel ha suavizado las restricciones a los turistas extranjeros a tiempo para la Navidad, pese a la cautela ante una posible oleada del coronavirus durante el invierno boreal.

Aunque se agradece el regreso de algunos turistas extranjeros y palestinos cristianos de Cisjordania e Israel, están muy lejos de los 3,5 millones de visitantes que llegaron en el invierno boreal de 2019, justo antes de la pandemia.

"Por supuesto que las cifras son muy bajas, pero como comienzo, como inicio, creo que es bueno", dijo a Reuters la ministra de Turismo palestina, Rula Maayah. "Esperemos que muy pronto estos pocos cientos sean unos pocos miles".

La reducción de las cifras ha mejorado al menos la experiencia de los que están allí.

La peregrina danesa Trina Dybkjaer, una de las tres turistas que se encontraban en la Plaza del Pesebre el 17 de noviembre, dijo que el momento era ideal.

"He venido a ver el lugar donde nació Jesús", dijo, mirando el árbol de Navidad medio decorado fuera de la Basílica de la Natividad. "Casi puedo sentir la historia como era entonces. No ha sido, al menos hoy, destruida por muchos turistas".

En todo Belén, los vendedores de recuerdos y hoteleros dicen que luchan por ganarse la vida.

"Tenemos reservas navideñas de Reino Unido, Colombia, Estados Unidos, de todas partes, no podemos quejarnos de eso", dijo Joey Canavati, gerente del Hotel Alexander en la calle Natividad. "Simplemente no sabemos qué pasará la semana que viene o el mes que viene. ¿Habrá otra ola de COVID? ¿Se cerrará todo de nuevo?".

(Reporte de Zainah El-Haroun en Belén; escrito por Rami Ayyub; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.