Somalia: Ataques aéreos intensos amenazarían a civiles

ABDI GULED and CARA ANNA
ARCHIVO - En esta foto del 30 de marzo del 2017, somalíes desplazados por la sequía llegan a un campamento improvisado en el área de Tabelaha en las afueras de Mogadiscio, Somalia. La aprobación por el presidente estadounidense Donald Trump de una mayor autoridad militar para lanzar ataques contra extremistas islámicos en Somalia pondrá a civiles en mayor peligro, dicen expertos, especialmente en momentos en que la sequía desplaza a miles de personas a áreas que ahora serán consideradas zonas de guerra. (AP Foto/Farah Abdi Warsameh)

MOGADISCIO, Somalia (AP) — La aprobación por el presidente estadounidense Donald Trump de una mayor autoridad militar para lanzar ataques contra extremistas islámicos en Somalia pondrá a civiles en mayor peligro, dicen expertos, especialmente en momentos en que la sequía desplaza a miles de personas a áreas que ahora serán consideradas áreas de guerra.

Trump aprobó un pedido del Pentágono de permitir ataques aéreos más intensos contra el grupo al-Shabab, vinculado con Al Qaeda, en partes del sur de Somalia que serán consideradas áreas de hostilidades activas. Las fuerzas estadounidenses de operaciones especiales pueden acercarse más a los combates y pedir ataques aéreos más rápidamente mientras incrementan su asistencia al ejército de Somalia.

Algunos en la caótica Somalia, donde el acceso a información independiente es extremamente difícil, pudieran ver esto como una oportunidad para diseminar desinformación, dijo Laetitia Bader, experta en Somalia para Human Rights Watch. "En un momento en que miles de civiles están desplazándose... Estados Unidos debería cuidarse de la información que usa a la hora de decidir si hay civiles presentes cuando lanza un ataque aéreo", dijo.

El frágil gobierno central de Somalia, que tiene dificultades para imponer su autoridad más allá de la capital y otras áreas limitadas, no ha comentado aún sobre la decisión de Trump. El país es además uno de siete naciones musulmanas incluidas en las restricciones de inmigración ordenadas por Trump que han sido suspendidas por cortes federales.

El gobierno de Somalia ha declarado la intensa sequía un desastre nacional y la ONU dice que aproximadamente la mitad de los 12 millones de habitantes están en riesgo. Un brote de cólera se está diseminando también. Más de un cuarto de millón de personas han sido desplazadas en meses recientes, dice la agencia de refugiados de la ONU, y familias afectadas por la sequía tratan de llegar a puntos donde las agencias de ayuda distribuyen comida.

Las agencias no pueden distribuir ayuda en áreas bajo el control de al-Shabab, que domina pueblos y aldeas remotos en el sur y el centro del país. El grupo islamista ha promovido sus propias gestiones de socorro, pero muchos las consideran esfuerzos para que los civiles no se vayan de zonas bajo su control.

___

Anna reportó desde Johannesburgo.