Los solteros son mucho más vulnerables a los embates de la inflación y el alto coste de la vida

Unos 37 millones de adultos viven solos en EE.UU. y, por tanto, no tienen con quién compartir los gastos en renta y comida. Por eso para ellos son más graves las consecuencias de la actual alza de los precios de los productos esenciales.