Solicitan indemnización a la NASA por este suceso. El reclamo podría sentar un precedente

Una familia de Naples, Florida, presentó una reclamación a la NASA por los daños que sufrió su casa cuando desechos espaciales la impactaron dejando un agujero considerable desde el techo hasta el subsuelo.

La reclamación presentada por la abogada Mica Nguyen Worthy podría sentar un precedente que podría marcar la pauta para el futuro de las reclamaciones por desechos espaciales tanto en el sector público como en el privado, informó la firma Cranfill Sumner LLP en un comunicado.

La abogada presentó el reclamo el pasado 22 de mayo para recuperar los daños de sus clientes resultantes de un incidente de desechos espaciales que involucró al dueño de la propiedad, Alejandro Otero y su familia.

Worthy, quien es presidenta del Grupo de Práctica Aeroespacial y de Aviación de la firma, dijo a Ars Technica que ha solicitado a la NASA “más de $80,000” por daños a la propiedad no asegurados y daños por interrupción del negocio.

Cranfill Sumner precisó que también por daños por angustia emocional/mental y los costos de asistencia de terceros necesarios en el proceso.

Además, la aseguradora de propietarios de vivienda de los Otero presentó una reclamación simultánea por los daños al inmueble que había subrogado.

El 8 de marzo de 2024, un trozo de basura espacial impactó en la casa familiar de Alejandro Otero, mientras su hijo Daniel estaba presente y dejó un agujero considerable. La NASA confirmó que los desechos espaciales provenían de su equipo de apoyo de vuelo utilizado para montar las baterías en la plataforma de carga, según la firma de abogados.

Otero en esa ocasión publicó en la red social X, antiguo Twitter que el objeto “atravesó el techo y dos pisos” de su casa, y creía que se trató de un trozo de una plataforma de carga con baterías viejas que los equipos de la NASA en la Tierra liberaron desde la estación orbital en 2021, reportó la agencia AFP.

El comentario al parecer fue eliminado de la cuenta de la red social.

“La NASA recogió un objeto en cooperación con el propietario (de la vivienda) y lo analizará lo antes posible en el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Florida, para establecer su origen”, informó la agencia espacial en un comunicado a AFP.

Worthy enfatizó en un comunicado de la firma de abogados emitido el pasado viernes que “los desechos espaciales son un problema real y grave debido al aumento del tráfico espacial en los últimos años.”

Anteriormente había escrito sobre el efecto Kessler, donde la densidad de los desechos espaciales en la órbita terrestre baja llega a ser tan grande que causa colisiones catastróficas y un efecto de “cascada” de daños tanto en la órbita como en la superficie de la Tierra.

Esta afirmación sobre desechos espaciales es “histórica” porque involucra un “ejemplo de la vida real” de las consecuencias de que los desechos espaciales sobrevivan en la superficie de la Tierra, según Cranfill Sumner LLP.

La forma en que la NASA responda a su reclamo formará la base sobre la cual se construirá el panorama legal en este campo, agregó.

“Mis clientes buscan una compensación adecuada para tener en cuenta el estrés y el impacto que este evento tuvo en sus vidas. Están agradecidos de que nadie haya sufrido lesiones físicas en este incidente, pero una situación de ‘casi accidente’ como esta podría haber sido catastrófica. Si los escombros hubieran caído unos metros en otra dirección, podrían haber habido lesiones graves o una muerte”, dijo.