Soledad Quereilhac, la esposa de Kicillof, se vacunó contra el Covid a los 45 años

·3  min de lectura
La postal que registró el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, de su mujer Soledad Quereilhac, tras recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus
Instagram

La investigadora del Conicet y primera dama bonaerense, Soledad Quereilhac, recibió su dosis contra el coronavirus y lo celebró con un posteo en las redes. En las imágenes que compartió la doctora en Letras se puede ver el reflejo del fotógrafo detrás de las postales: su marido, el gobernador Axel Kicillof. Quereilhac se anotó en 2020, es docente y está dentro de los parámetros de vacunación de la provincia de Buenos Aires.

A los 45 años (cumple 46 en diciembre), Quereilhac fue inoculada contra el coronavirus este sábado, en la ciudad de La Plata. “Me anoté en la página VacunatePBA en diciembre 2020. Hace dos días me comunicaron el turno, y hoy, sábado 5 de junio, finalmente fui a vacunarme en el Polideportivo Municipal Los Hornos, con mi recibo de sueldo docente y mi DNI con domicilio en La Plata”, dijo la funcionaria en un posteo de Instagram.

La primera dama bonaerense recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus en el Polideportivo de Los Hornos, de la capital bonaerense, acompañada por su marido, Axel Kicillof, quien tomó las fotos que luego difundió en las redes.

“Estoy muy emocionada y me siento orgullosa de un Estado provincial que protege y gobierna para el pueblo”, escribió Quereilhac, y agregó: “Agradezco el trato tan cordial de lxs vacunadorxs y el excelente funcionamiento del centro. Y también al fotógrafo que conchabé”.

Momentos después, la doctora en Letras compartió un segundo posteo con más fotos del día. En esa oportunidad, difundió una imagen en la que se la ve parada debajo de un cartel que celebra con la consigna “¡Me vacuné!”.

“Una foto más junto al cartel que muy amorosamente hicieron Manuel (4) y Ramiro (9), junto a su papá, trabajador de UPA 6″, detalló Quereilhac, en el mensaje que eligió para acompañar la foto.

Nacida en 1975, Quereilhac se licenció en Letras en 2002 con un promedio de 8,73, y obtuvo en 2010 el doctorado con una tesis sobre las ciencias ocultas y la literatura fantástica en la Buenos Aires “de entre-siglos”, el mismo tema por el que figura como investigadora del Conicet. En la Facultad de Filosofía y Letras, es docente en las cátedras de Literatura argentina II y Problemas de Literatura Argentina. Además de la academia, despunta otra pasión: es cinturón negro de taekwondo.

El entredicho con Beatriz Sarlo

La esposa del gobernador tuvo un entredicho con la escritora y ensayista Beatriz Sarlo, quien había sugerido que le habían ofrecido vacunarse por izquierda en la provincia de Buenos Aires. El conflicto escaló y llegó a la justicia.

En ese momento, Sarlo le dijo a la Justicia: “Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna”.

Según el testimonio de la escritora, el intermediario fue un editor de ella y Quereilhac que trabaja en la editorial Siglo XXI, Carlos Díaz. De acuerdo con los correos electrónicos que presentó, el objetivo era que la escritora fuera parte de una campaña pública de concientización.

En aquel momento, dijo Quereilahc: “Lo cierto es que, para sobreactuar su honestidad, Beatriz Sarlo no ha tenido otro recurso que cacarear mentiras en los medios. Habló de propuestas ‘por debajo de la mesa’ y con ello no solo sembró dudas sobre el proceso de vacunación en su conjunto, sino que, sobre todo –y aquí lo más imperdonable–, terminó involucrando en sus mentiras a Carlos Díaz, una persona de bien, respetada y querida por gran parte del campo intelectual argentino”, dijo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.