La soledad y depresión se mezclan en esta película mexicana

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 17 (EL UNIVERSAL).- La muerte juvenil recorrió Rusia entre noviembre de 2015 y abril de 2016: más de 100 niños y adolescentes se suicidaron tras ser alentados por grupos en redes sociales, en los que se les pedía superar pruebas por 50 días, siendo la última, saltar desde un edificio alto. "Toma tu vida", se decía en un texto que circuló en ese entonces.

Uno de los administradores se hacía llamar Blue Whale (Ballena Azul), lo que le dio nombre a la competencia mortal que en pocos meses brincó a Colombia y Brasil, donde reportaron casos alusivos a ésta; en México, las autoridades se vieron obligadas entonces a lanzar una voz de alarma a la población. El día que se enteró de esos tétricos hechos, el cineasta Jorge Cuchi se sintió atraído por ellos. Después de investigar, en su cabeza comenzó a girar una historia alusiva que podía llegar a la pantalla. De esa manera nació "50 o dos ballenas se encuentran en la playa", su ópera prima, que ya está en cines.

En la historia dos chicos (Karla Coronado y Antonio Toledano) en soledad y depresión, deciden pasar juntos las horas previas a una decisión importante que deben tomar. "Uno tiene una historia de vida de por qué toma ciertas decisiones y del otro se desconoce por qué quiere matarse. Son dos personajes que están completamente vulnerables", dice Cuchi.

Aunque hay adultos en la historia, estos no son el foco visual. No era necesario porque los principales son chavos solos y deprimidos. El realizador se asesoró profesionalmente con especialistas en psicología pues el tema lo ameritaba. "Sabemos que los adolescentes están con sus emociones a tope, que la tristeza es tremenda y se vuelve peligrosa, amplificada por las redes sociales", comenta. Cuchi no estudió cine, sino comunicación en la Universidad Iberoamericana y se ha desempeñado en el mundo publicitario. Esto le dio mucho recorrido para resolver cosas en set y ser conciso en la narración.

"50 o dos ballenas se encuentran en la playa" se rodó en locaciones de la Ciudad de México, con pocos exteriores, como el Periférico. La cinta fue la gran ganadora del pasado Festival Internacional de Cine de Morelia, donde obtuvo los galardones a Mejor Película, Actor y Actriz.