Soledad Acuña: "Los docentes eligen esa carrera luego de fracasar en otras"

LA NACION
·5  min de lectura

El 9 de noviembre el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Fernando Iglesias, subió a sus redes una charla que tuvo a través de Zoom con Soledad Acuña, la ministra de Educación de la Ciudad. En la conversación, la ministra se refirió a temas como el regreso a clases y la formación docente. Sobre este tópico, Acuña señaló que los institutos docentes están ideológicamente tomados por la izquierda, y que los que inician la carrera lo hacen como tercera o cuarta opción, luego de haber fracasado en otras.

"Empiezan a estudiar la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de fracasar en otras carreras. Y si uno mira por nivel socioeconómico, que no debería ser un determinante, pero si uno mira en términos de capital cultural y de experiencias enriquecedoras para aportar en el aula.La verdad que son cada vez más de los sectores más vulnerables los que eligen la carrera docente", señaló la funcionaria porteña. Sus dichos generaron repudio en las redes sociales y al interior de los gremios docentes.

Se está eligiendo la carrera docente como cuarta opción luego de haber fracasado en otras carrerasSoledad Acuña, ministra de educación de la Ciudad

Sobre la ideologización de la educación, Acuña agregó que la raíz de ese problema está en la formación docente. "Está en cómo enseñamos qué es un docente, en el perfil que define a un docente. La gran discusión es cómo enseñamos a enseñar. Porque un docente que aprende bien sabe que tiene que enseñar a pensar, no decir qué pensar".

Estas declaraciones le valieron fuertes críticas en redes sociales, como también por parte del mundo sindical. La Central de los Trabajadores de la Argentina expresó en un comunicado que la ministra habla "como una gerente de una comunidad educativa que maltrata, espía y persigue". En el mismo escrito, repudian sus declaraciones y consideran que la funcionaria "hizo explícito su desprecio por quienes llevan adelante la tarea cotidiana de enseñar".

"Creo que existe un problema a veces en el campo de la formación docente en general, que tiene que ver con la dificultad para convivir productivamente con la pluralidad de ideas", expresó Mariano Palamidessi, rector de UniCABA, la primera universidad porteña para la formación docente.

Sobre el regreso a clases, en la misma conversación con el diputado Iglesias, Acuña sostuvo que el ministerio de Educación de la Nación no está comandado por el Nicolás Trotta, sino por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), el sindicato docente, motivo por el cual se demoró el regreso paulatino a las aulas. "Cetera está gobernando el ministerio de Educación y toma las decisiones sobre la política educativa", aseguró.

La ministra señaló que el ministerio de Educación de la Nación tiene una vocación ideológica de conducir todo desde un joystick central y que tienen una visión muy particular del federalismo. A su vez, agregó que en el momento en el que Trotta empezó a habilitar algunos espacios, Cetera lo presionó para que no se abrieran.

"Nicolás se vio condicionado en el momento en el que los sindicatos vieron que queríamos volver y entiendo que lo han presionado. También jugó mucho que no querían que la ciudad fuera la primera en volver a las escuelas y que la provincia de Buenos Aires no pudiese, porque nos repitieron mucho ´que quede claro que el que primero vuelve no es el que más está priorizando la educación´", recuerda Acuña.

Cetera maneja el ministerio de Educación de la NaciónSoledad Acuña, ministra de educación de la Ciudad

Y agregó: "Pero nosotros no pretendíamos ser los campeones de la defensa educativa, nosotros queríamos volver a clases porque los chicos estaban hechos pelota y necesitaban la escuela como el único lugar, según los especialistas, donde podían empezar a sanar".

LA NACION consultó al ministerio de Educación de la Nación sobre las declaraciones de la ministra porteña, pero aún no recibió respuesta.

El regreso a las aulas se debate desde agosto. En ese entonces, el gobierno porteño quiso habilitar 634 gabinetes digitales para que los alumnos que no pudieron continuar con escolarización tuvieran un lugar con todos los elementos para retomar las tareas. Pero la cartera comandada por Trotta rechazó esa propuesta argumentando que había varios puntos del protocolo presentado por la Ciudad que estaban "incompletos". Además señaló que no estaban dadas las condiciones sanitarias.

"Estos espacios digitales comenzaron con el aval de Trotta y el Ministerio de Salud, pero después al ministro se le complicó la situación con algunos gremios", señalan fuentes del ministerio de educación de la Ciudad.

Recién el 7 de octubre, en el marco del programa Decí Presente, que se ocupa de contactar a los estudiantes porteños que perdieron el vínculo con sus escuelas, el ministerio de Educación de la Ciudad inauguró el primer encuentro de revinculación de alumnos, que se desarrolló en un polideportivo de Parque Patricios y convocó a un estimado de 100 estudiantes de secundaria de la zona.

Una semana después empezaron a abrir de manera paulatina las escuelas técnicas y medias de la ciudad solo para los alumnos del último año de cada ciclo. Esa semana hubo 11 aperturas en total. Así se fueron sumando alumnos de todos los grados y años con el correr de las semanas. Recién el 9 de noviembre le llegó el momento de reabrir las escuelas para tener encuentros de revinculación a la provincia de Buenos Aires, que los habilito en 88 distritos.