Al menos dos soldados heridos deja un ataque en el noreste de Colombia

·2  min de lectura

Bogotá, 26 ago (EFE).- Al menos dos soldados heridos y cinco con contusiones leves dejó la activación de un campo minado en el departamento colombiano de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela y a donde irá este viernes el presidente Gustavo Petro.

Así lo informó el Comando de la Fuerza de Tarea Vulcano del Ejército, que detalló en un comunicado que el ataque ocurrió en la noche del jueves cuando las tropas estaban realizando una operación en la carretera que une al municipio de El Zulia con un sector conocido como la Ye de Astilleros.

Los soldados, agregó la información, "fueron sorprendidos por la activación de un área minada, instalada por grupos armados ilegales que delinquen en la zona".

"En el hecho resultaron heridos dos de nuestros hombres y cinco más presentaron contusiones leves sin mayor afectación. Estos fueron evacuados de forma inmediata hacia un centro médico asistencial en la ciudad de Cúcuta (la capital departamental), donde a esta hora reciben atención especializada", señaló el Ejército.

ATAQUE CONTRA LA AVANZADA DE PETRO

Este ataque ocurrió apenas un día después de que una avanzada de Petro fuera atacada por desconocidos con disparos de fusil en la convulsa región del Catatumbo, ubicada en Norte de Santander, y a donde el mandatario tiene previsto viajar hoy.

Ese ataque ocurrió en una zona rural del municipio de Teorama cuando la avanzada se dirigía a El Tarra, la localidad que el presidente visitará.

La información oficial detalla que el hecho ocurrió en un sector conocido como San Pablo en donde seis hombres armados tenían instalado un retén ilegal, al que la caravana hizo caso omiso y por el cual los tres vehículos de la avanzada fueron "impactados con armas de fuego".

"En este evento uno de los vehículos no alcanzó a pasar el retén y otro quedó pinchado. Allí quedaron retenidos dos vehículos y un conductor de la Unidad Nacional de Protección (UNP), quien posteriormente fue liberado. Los otros automotores y sus tripulantes lograron pasar el retén", agregó la información de la Presidencia.

El Tarra forma parte del Catatumbo, una región que abarca 10.089 kilómetros cuadrados, en su mayoría selváticos, en Norte de Santander, el departamento colombiano con más hectáreas sembradas de coca.

En esa zona hay una fuerte presencia de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y del frente 33 de las disidencias de las FARC, así como de un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) y otras bandas que se enfrentan por corredores para el narcotráfico y los cultivos de coca.

(c) Agencia EFE