El soldado que trató de ayudar al EI se declara inocente

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva York, 15 mar (EFE News).- El soldado acusado de intentar conspirar con el Estado Islámico (EI) para atacar Nueva York y para ayudar al grupo terrorista a matar a tropas estadounidenses en Oriente Medio se declaró este lunes inocente de los cargos a los que se enfrenta en una corte federal de Manhattan.

El acusado, Cole Bridges, que fue detenido el pasado mes de enero, podría ser condenado hasta a 40 años de prisión por intentar proveer material de apoyo al EI y por intento de asesinato de miembros del ejército de EE.UU.

Según apuntó a los medios locales la abogada de la defensa, espera negociar algunos de los asuntos del caso antes de que arranque el juicio, lo que indica la posibilidad de que el acusado finalmente se declare culpable.

Bridges, de 20 años, estaba destinado en la base de Fort Stewart (Georgia) como miembro de la Tercera División de Infantería del Ejército estadounidense y fue arrestado tras una investigación del FBI.

Según los fiscales, el soldado en activo empezó a comunicarse en octubre de 2020 con una persona que supuestamente estaba en contacto con combatientes del EI, pero que realmente era un agente del FBI.

En esas conversaciones, el soldado expresó su frustración con el Ejército estadounidense y su deseo de ayudar al grupo terrorista, ofreciendo ayuda directa para facilitar posibles atentados en lugares emblemáticos de Nueva York, como el memorial de los ataques del 11S, según la acusación.

Bridges, además, dio al agente encubierto un manual de entrenamiento del Ejército e información sobre tácticas de combate y discutió con él formas de atacar a tropas estadounidenses en Oriente Medio.

Poco antes de su arresto, Bridges envió al agente del FBI -que él creía que era un simpatizante del Estado Islámico- un vídeo en el que él mismo aparecía junto a una bandera usada por miembros del grupo terrorista y mostraba su apoyo a la organización.

Una semana después, según los fiscales, le remitió otro vídeo en el que -con la voz manipulada- narraba un mensaje de propaganda en apoyo a una posible emboscada contra tropas estadounidenses.

El joven había comenzado a consumir propaganda yihadista a través del internet en 2019, expresando apoyo al EI en redes sociales, antes de empezar a comunicarse con el agente encubierto del FBI.

(c) Agencia EFE