Sofocan otro incendio en sierra de Santiago, Nuevo León

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., marzo 27 (EL UNIVERSAL).- Durante la noche del viernes y la madrugada de este sábado, cientos de brigadistas a los que se sumaron 90 voluntarios en las primeras horas de este día realizaron una intensa jornada de labores para atacar el incendio forestal que desde el día 15 de este mes se registra en el municipio de Santiago, correspondiente al Parque Nacional Cumbres.

Los combatientes sofocaron el foco secundario de un incendio, en un sitio cercano a un área de cabañas en Ciénega de González, que al parecer fue ocasionado de manera intencional, ya que inició en un lugar alejado del siniestro que se mantiene activo desde hace 12 días, informó Protección Civil de Nuevo León.

Señaló la dependencia estatal que la fuerza de tarea de PCNL, y brigadistas de organismos e instituciones federales, estatales y municipales, durante los últimos 12 días se han mantenido realizando acciones por aire y tierra, para tratar de sofocar el fuego, que hasta el viernes había afectado más de ocho mil hectáreas y se mantenía a un 50 por ciento de control.

Al mismo tiempo, otros combatientes trabajan para sofocar otros seis incendios forestales en los municipios de Galeana, Linares, General Zaragoza, y Montemorelos. En total, los siete siniestros han dañado más de 12 mil hectáreas de vegetación.

Las tareas se vieron complicadas hace tres y dos días, debido a que se registraron ráfagas de viento de hasta 90 kilómetros por hora, que obligaron a suspender por momentos el combate al fuego tanto por tierra como por aire, por seguridad del personal.

La zona de Santiago, que ha sido afectada por el devastador incendio, forma parte del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, clasificado por la Comisión Nacional para el Estudio y Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio) como "región terrestre prioritaria".

Comprende una superficie de 177 mil 395 hectáreas ubicadas en la parte norte de la Sierra Madre Oriental, y además de Santiago lo conforman los municipios de Allende, García, Montemorelos, Monterrey, Rayones, Santa Catarina, y San Pedro Garza García.

Según la Semarnat, en este parque nacional se han registrado mil 368 especies de flora y fauna, de las cuales 73 están consideradas en peligro de extinción, amenazadas, endémicas o bajo protección especial.

"Alberga a las comunidades vegetales de mayor valor ecológico de Nuevo León, principalmente bosques de pinos y encinos, así como pastizales y diversas composiciones florísticas a lo largo de los ríos y cañadas", explica Semarnat.

Asimismo, señala la dependencia federal, "está considerado como un área de importancia para la conservación de las aves. Entre ellas, la cotorra Serrana Oriental, el carpintero Arlequín, el pato Arcoiris, el cardenal, el halcón Pálido, el halcón Peregrino y el jilguero Americano.

En el parque también habitan el coyote, el puma, el tejón, el mapache, el venado Cola Blanca, el tlacuache, el armadillo, el jabalí, la zorra Gris, la liebre y las ardillas Gris y Roja.

"El Parque Nacional Cumbres de Monterrey es fundamental para la región porque produce alrededor del 70 por ciento del agua que consume la ciudad de Monterrey, la tercera ciudad de México –recientemente ya se ubica en segundo lugar-, por su densidad poblacional".

Debido a los incendios, habitantes de áreas colindantes a las zonas montañosas, han compartido fotografía de diversas especies de aves y mamíferos, que bajaron de la sierra huyendo del fuego, y para buscar agua o comida.

Asimismo, Protección Civil de Santa Catarina, con apoyo de veterinarios, dio atención médica, agua y alimentos a algunos animales silvestres y domésticos que resultaron con lesiones o se tuvieron que desplazar por el fuego hacia lugares menos propicios para su supervivencia.