Socorro Flores Liera, la primera mexicana en ser jueza de la Corte Penal Internacional

Newsweek México
·2  min de lectura

LA ABOGADA y diplomática María del Socorro Flores Liera, se convirtió en la primera mexicana en ocupar el cargo de jueza en la Corte Penal Internacional (CPI).

En total seis nuevos jueces de la Corte Penal Internacional (CPI) prestaron juramento durante una ceremonia celebrada en la sede de la Corte en La Haya (Países Bajos). Durante la ceremonia, los participantes también se despidieron de los seis jueces salientes de la CPI que terminaron sus mandatos.

No te pierdas: Corte Penal Internacional abre investigación por crímenes de guerra en territorios palestinos

Magistrados: Joanna Korner (Reino Unido), Gocha Lordkipanidze (Georgia), María del Socorro Flores Liera (México), Sergio Gerardo Ugalde Godinez (Costa Rica), Miatta Maria Samba (Sierra Leona) y Althea Violet Alexis -Windsor (Trinidad y Tobago) fueron elegidos por un período de nueve años durante el decimonoveno período de sesiones de la Asamblea de los Estados Partes (AEP) del Estatuto de Roma en diciembre de 2020.

Los seis magistrados hicieron un compromiso solemne en audiencia pública ante la Presidenta de la AEP, Silvia Fernández de Gurmendi, manifestando: “Me comprometo solemnemente a cumplir con mis funciones y ejercer mis facultades como magistrado de la Corte Penal Internacional de manera honorable, fiel, imparcial y concienzudamente, y que respetaré la confidencialidad de las investigaciones y enjuiciamientos y el secreto de las deliberaciones “.

También lee: Corte Penal Internacional autoriza investigación por crímenes de guerra en Afganistán

La presidenta de la AEP, Silvia Fernández de Gurmendi, dio la bienvenida a los nuevos jueces a la Corte: “Les deseo a los jueces entrantes una experiencia exitosa y gratificante en la Corte. Pueden estar orgullosos y agradecidos por la oportunidad que se les ha brindado de participar en el desarrollo de un sistema mundial de justicia muy necesario. La Corte, con sus debilidades y fortalezas, sigue siendo una parte central de ese sistema y una pieza indispensable de un orden internacional basado en reglas”.

Dirigiéndose a los jueces recién juramentados, el presidente de la Corte, el juez Chile Eboe-Osuji, dijo: “Las víctimas de todo el mundo miran a La Haya con la esperanza de que se haga justicia, cuando los tribunales nacionales no brindan reparación. Las expectativas son altas, y los desafíos pueden parecer abrumadores a veces. Pero estoy seguro de que su experiencia estelar y sus antecedentes incondicionales le ayudarán a cumplir con esas expectativas y desafíos”. N