“Aquí la sociedad civil ganó”: activistas denuncian dictaduras de la región en Cumbre de las Américas

·5  min de lectura
Nora Gámez Torres

Pese a las presiones de México y otros países de la región, el gobierno estadounidense excluyó a los líderes de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas que se celebra en Los Ángeles esta semana, pero los miembros de la sociedad civil de esos países fueron invitados al evento y denunciaron la supresión de las libertades individuales y la situación en la que viven cientos de presos políticos en las tres naciones.

En una declaración final, los miembros de la sociedad civil de todo el hemisferio reunidos en los Ángeles acordaron condenar a “las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua” así como la “injerencia” de Cuba en otros países, en respaldo a los activistas de esos países presentes en el evento.

“Aquí ganó la sociedad civil”, dijo Carolina Barrero, historiadora de arte y activista que fue forzada al exilio tras meses de arresto domiciliario por participar en protestas contra el gobierno cubano. “Las dictaduras no fueron invitadas pero la sociedad civil sí. Los principios y los valores de la democracia son los que han primado por encima de los intereses económicos, políticos, de la ambigüedad política, y eso en sí mismo es una ganancia.”

Tras las críticas por considerar invitar a un representante del gobierno cubano, los funcionarios estadounidenses se han referido en varias oportunidades a la falta de democracia en Cuba, Venezuela y Nicaragua en varias sesiones de la Cumbre y el Secretario de Estado Antony Blinken se reunió el martes a puertas cerradas con varios defensores de los derechos humanos de esos países. Blinken también acusó a los gobiernos de esos tres países de criminalizar el periodismo.

“Las detenciones y los juicios por motivos políticos de manifestantes pacíficos en sus países de origen continúan como una afrenta a la democracia”, dijo el subsecretario de Estado Brian A. Nichols en otro de los foros de la Cumbre. ”Las duras sentencias dictadas a personas injustamente detenidas en Cuba, Nicaragua y Venezuela castigan a la oposición política e intentan silenciar a cualquiera que apoye la democracia”.

Con espeluznante similitud, familiares y amigos de presos políticos describieron la deplorable situación en la que se encuentran quienes han sido encarcelados por protestar contra esos gobiernos en un evento paralelo a la reunión de jefes de estado el miércoles, organizado por el Instituto de Raza, Igualdad y Derechos Humanos.

La situación de los presos cubanos “es terrible”, dijo Anamely Ramos, ex profesora de arte cubana que es miembro del movimiento de artistas disidentes San Isidro. “Están sometidos a celdas de castigo, tienen que recurrir una y otra vez a las huelgas de hambre para exigir derechos. Cuando se enferman no tienen la atención médica que requieren”.

Victoria Cárdenas, la esposa de Juan Sebastián Chamorro, un ex candidato presidencial encarcelado por Daniel Ortega en Nicaragua y Munira Muñoz, abogada y coordinadora de la organización Foro Penal USA/Venezuela, hicieron relatos muy semejantes.

“Nicaragua es una gran cárcel,” dijo Victoria Cárdenas, la esposa de Juan Sebastián Chamorro, un ex candidato presidencial encarcelado por Daniel Ortega en Nicaragua. “Las mujeres en particular son muy maltratadas, incomunicadas en celdas sin barrotes y solo tienen contacto con sus interrogadores. Todos están en total indefensión. Creo que no hay casualidad en las condiciones en las que viven los presos en estos tres países”.

Cuba tiene actualmente la mayor cantidad de presos políticos en el continente, 728 personas, dijo Laritza Diversent, abogada y activista cubana fundadora de Cubalex, una organización que ha documentado los arrestos.

Más de 1,400 cubanos fueron detenidos tras las protestas masivas contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel el año pasado. Anteriormente, los gobiernos de Nicolás Maduro en Venezuela y Daniel Ortega en Nicaragua también respondieron a las protestas sociales encarcelando a cientos de manifestantes.

Entre los detenidos por las protestas el 11 de julio en Cuba se encuentran al menos 56 menores de edad, dijo Salomé Bacallao, activista fundadora de Justicia 11J, una organización que junto a Cubalex ha documentado los arrestos y los juicios contra los manifestantes.

“Al menos cinco menores entre las edades de 12 y 15 años cumplirán íntegramente su sanción a un año de reclusión en centros administrados por el Ministerio del Interior, sin tener siquiera derecho a la defensa o a un juicio, y además sometidos a repetidos interrogatorios sin la presencia de sus padres o de abogados,” dijo Bacallao en otra de las sesiones de la Cumbre. “También permanecen en prisión por estás protestas masivas 72 mujeres con condenas que alcanzan los 20 años”.

Ramos destacó el caso de Maykel “Osorbo” Castillo, el rapero cubano que recibió el premio Grammy por la canción ‘Patria y Vida’ estando en la cárcel, en la que lleva ya más de un año.

La canción, que se convirtió en un himno de protesta en Cuba, también se escuchó en la Cumbre durante un evento organizado por la activista Rosa María Payá y Cubadecide el miércoles en la noche.

“’Patria y Vida’ no es solo una canción, es un plan de país,” dijo Yotuel Romero, cantante y uno de los autores de la canción ganadora del Grammy latino. Romero dijo estar particularmente orgulloso de que los seis autores del tema fueran de la raza negra. “La naturaleza de la dictadura cubana es racista”.

Romero y Ramos participaron en el encuentro del secretario de Estado Blinken con los activistas de Cuba, Venezuela y Nicaragua. El cantante dijo que utilizó el encuentro para resaltar el impacto de la represión en los hijos de los encarcelados por el gobierno de la isla.

Los activistas también encontraron maneras creativas para llamar la atención hacia los prisioneros políticos.

Los miembros de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia caminaron por el Paseo de La Fama de Hollywood portando estrellas con los nombres de prisioneros políticos en esos tres países.

Cárdenas, la esposa del ex candidato presidencial detenido en Nicaragua, envió un último mensaje a la comunidad internacional: “No sean indiferentes ante esta situación que agobia a personas inocentes”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.