Frenazo a la coalición de izquierdas por tensiones entre socialistas y LFI

·2  min de lectura

París, 29 abr (EFE).- Desacuerdos "de fondo" sobre la UE y la reforma de las pensiones entre el Partido Socialista (PS) y la Francia Insumisa (LFI) frenan, de momento, la formación de una coalición de izquierdas para las legislativas francesas de mediados de junio.

Mientras que un pacto entre el LFI de Jean-Luc Mélenchon y los ecologistas está "a la vista", el acuerdo con el PS se encuentra en punto muerto.

Los negociadores socialistas y de LFI suspendieron hoy las conversaciones, en principio sine die, y en declaraciones a Efe, fuentes del partido de Mélenchon señalaron que "no hay nada previsto" para mañana, sábado.

La relación con la UE (el partido de Mélenchon aboga por "una desobediencia" a reglas que estimen tienen una carga antisocial) y la velocidad en la reforma de pensiones son el trasfondo de unas discrepancias ya expresadas por barones del Partido Socialista como el expresidente francés François Hollande y la alcaldesa de París Anne Hidalgo, que fracasó en las pasadas elecciones presidenciales, en las que obtuvo menos del 2 % de votos.

La Francia Insumisa, cuyo líder es ahora una figura dominante de la izquierda gracias a su resultado en primera vuelta de las presidenciales de abril (en la que quedó en tercer lugar con el 22 % de los votos), también negocia con los comunistas, aunque con pocos avances.

De momento, el único partido con el que LFI ha logrado un acuerdo ha sido Générations.s, la pequeña formación ecologista del antiguo candidato socialista de 2017, Benoît Hamon.

El proyecto de una candidatura de izquierdas para las legislativas podría reunir en torno al 30 % del electorado y hacer de contrapeso al centrista La República en Marcha (LREM), el partido del presidente francés, Emmanuel Macron, que en la anterior legislatura contó en el Parlamento una amplia mayoría.

LFI está interesado en sumar al PS a la coalición de izquierdas porque es el partido progresista con más implantación en Francia, con 28 diputados, y controla un buen número de alcaldías y regiones.

Debido al sistema electoral francés -basado en el sistema mayoritario a dos vueltas-, la dispersión de voto se castiga. La Asamblea Nacional francesa tiene 577 diputados, uno por cada circunscripción.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.