Sobreviven sin agua por más de 4 años en poblado de Oaxaca

·2  min de lectura

SAN PEDRO Y SAN PABLO AYUTLA, Oax., marzo 28 (EL UNIVERSAL).- Lo que más indigna a Gloria Martínez Villanueva es que se tenga que pagar por el agua.

Lo dice con rabia cuando cuenta que desde el pasado 23 de febrero ella y otros padres de familia de la primaria Jukyajten, ubicada en San Pedro y San Pablo Ayutla, han tenido que arreglárselas para conseguir el líquido para la construcción de una barda perimetral de 44 metros.

La obra, que se construye con los 200 mil pesos que el gobierno federal les entregó como parte del programa Escuela es Nuestra, se ha realizado en su totalidad con el agua que acarrean desde su manantial, el mismo que les fue despojado por un grupo armado de su comunidad vecina, Tamazulápam del Espíritu Santo, el 5 de junio de 2017, fecha en la que comenzó la era de la sed de esta comunidad ayuujk (mixe) y que se ha extendido por casi cuatro años.

Lo anterior, pese a que autoridades estatales y federales aseguran que Ayutla cuenta con agua desde diciembre pasado, cuando fue inaugurado un pozo profundo, con una inversión de 4.9 millones de pesos, como una alternativa en lo que se lograba la reconexión al manantial, que es lo que exige la población.

Otros datos

El presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia matutina del miércoles, afirmó que el tema ya se está resolviendo, que tiene otros datos y se comprometió a que el viernes daría un informe sobre el tema, pero no sucedió.

Pese a la información del Ejecutivo, habitantes de la comunidad señalaron a EL UNIVERSAL que pasa hasta más de una semana para que puedan recibir una hora de agua al día, situación que se ha tornado crítica por las altas temperaturas y la sequía.

La realidad, sostienen los habitantes, es que cuando se abren las llaves no hay agua.

"Ha sido una situación muy difícil y complicada, hemos pedido al Comité del Agua Potable que nos venga a abastecer para la obra.

"Toda la obra se ha hecho con el agua del manantial. No hay agua, esa es la realidad, hemos recurrido con particulares para que nos apoyen con camionetas y tinacos", cuenta Gloria Villanueva, presidenta del comité de padres de familia.

Consultado por EL UNIVERSAL, el gobernador Alejandro Murat destacó que la crisis del agua no sólo existe en Ayutla, también en Tamazulápam, pues ambos municipios son poseedores del manantial que está en tierras mancomunadas.

Y aunque reconoce que hay conflictos que se tienen que superar, asegura que el abastecimiento de agua es normal.

"El tema del agua se está abasteciendo de manera normal con la planta de agua que instalamos en Ayutla (...) está avalado por el presidente municipal y el Comité del Agua en Ayutla".